La Hermandad del Rocío peregrina hasta la Aldea almonteña con motivo de su Peregrinación Extraordinaria

Diferentes miembros de la Romería de San Isidro Labrador de Montellano acompañaron a la corporación rociera arcense en este peregrinar dentro de su agenda de actos y cultos con motivo del 50 aniversario de esta Romería.

La Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Arcos de la Frontera ha celebrado los días 15 y 16 de enero su tradicional Peregrinación Extraordinaria a la Aldea del Rocío. Este año, la Hermandad ha estado acompañada por diferentes miembros de Romería de San Isidro Labrador de Montellano, con ocasión de su 50 aniversario.

La corporación rociera arcense inició su peregrinar el pasado sábado día 15 de enero a las 08.30 horas en la Parroquia de San Francisco con el rezo de la Salve antes de velar el Simpecado, recién llegado del taller de bordados cordobés de Antonio Villar Moreno tras su restauración.

Este año, al igual que en el anterior, por motivos de las inclemencias meteorológicas que han antecedido a la peregrinación, la Hermandad tuvo que suspender su paso por el Coto de Doña, cumpliendo órdenes de las autoridades del Parque Nacional que así lo veían conveniente, tomando como alternativa el Camino de los Llanos de Almonte.

En el transcurso de la Peregrinación, además de la Romería de San Isidro Labrador de Montellano, diferentes miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Cádiz acompañaron a los arcenses.

La llegada a la Aldea fue alrededor de las 20.30 horas. Ya en la Casa-Hermandad, a las doce de la noche se procedió al rezo del Santo Rosario ante el bendito Simpecado. Al final del mismo, hubo un acto de hermanamiento entre la Hermandad de Arcos y la Romería de San Isidro Labrador de Montellano.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.