La iglesia de Santiago se desmorona

El arquitecto Miguel Ordóñez vive en la zona y conoce bien el estado en que se encuentra la iglesia de Santiago. Subraya que hay que terminar el templo, “ya que su situación también está afectando al barrio”. Ordóñez advierte de que la Junta no contempla una tercera fase del proyecto, “que debería estar centrada en el tratamiento de la piedra, de muy mala calidad, que se está quedando lisa. Aunque es algo que afecta a todas las iglesias jerezanas.

Le hace mucho daño los agentes meteorológicos y la polución de los coches. Aunque estructuralmente el templo esté fuerte, el abandono hace que la piedra se vaya perdiendo”. El arquitecto asegura que la gente del barrio “está desesperada, porque hay que recordar que este monumento se hizo en su origen con la aportación del pueblo”.

El párroco de Santiago, que es quien más está viendo que el tiempo pasa, y que aquí “no se hace nada”, sigue sin tener noticias de la Junta de Andalucía, y asegura que la humedad está “arruinando el trabajo hecho”. No se queja Pedro de la actitud de los vecinos, y dice de ellos que no han olvidado a su iglesia.

La Junta, por su parte, sigue sin adjudicar una nueva empresa que se haga cargo de concluir las obras y de terminar esta primera fase. Queda pendiente empezar la segunda, que consistiría en actuar en las zonas que no han sido rehabilitadas en la primera. Algunas fuentes aseguran que concluir estás dos etapas ascendería a un millón de euros.

El delegado de Patrimonio de la Diócesis, Enrique Soler, se muestra “realmente preocupado por Santiago. Aunque tal y como están las cosas, habría que atender asuntos más importantes en la ciudad, pensar así también es un error. Si no nos hemos preocupado de la cultura cuando teníamos las barrigas llenas, ¿lo vamos a hacer ahora?”.

Fuente: Cofrademania.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.