La Trinidad con el Cristo de la Providencia

Tuvo que ser en la misa con que se cerraba la semana de homenaje a Antonio Gómez Aguilar, en su iglesia de la Trinidad, cuando su diera a conocer la noticia. Con la aprobación y el empuje de su párroco, José Juan Jiménez Güeto, se constituía la Fraternidad del Santísimo Cristo de la Providencia con el objetivo de fomentar el culto público a esta imagen.

El Cristo de la Providencia es un crucificado vivo, de grandes proporciones y en actitud dialogante, realizado por el imaginero Luis Álvarez Duarte en 1987. Antonio Gómez Aguilar, el desaparecido y venerado párroco de la Trinidad, lo encargó para que simbolizara la acción social de la parroquia, por lo que es titular de la Obra Pía Santísima Trinidad, entidad que regenta los colegios y residencias de la tercera edad en los que se materializa especialmente esta acción social. Desde su llegada, el crucificado ha aglutinado la devoción de la feligresía, y el recordado sacerdote está enterrado a sus pies.

Como actos de culto, la semana anterior a Semana Santa se celebra un triduo en su honor y un besapiés. El Viernes de Dolores tiene lugar su Via Crucis por las calles de la feligresía, al que se quiere dotar desde este año de mayor solemnidad. Así lo confirmó el párroco, que destacó que, por este motivo, el Cristo de la Providencia será acolitado con ciriales e incensarios, portado en las andas del Cristo de la Luz, cotitular de la hermandad de la Sagrada Cena, y acompañado musicalmente por el coro Cantabile y la escolanía de la Obra Pía Santísima Trinidad, compuesta por alumnos de los colegios.

La fecha más esperada es probablemente la del 26 de mayo del 2013. Ese día, en que la iglesia celebra el Domingo de la Santísima Trinidad, se prevé la bendición del nuevo colegio, que se comienza a levantar junto al Parque Cruz Conde, en el solar donde hasta ahora se realizaba el mercadillo. El Santísimo Cristo de la Providencia presidirá este acto, para lo que se realizará un traslado en procesión extraordinaria el sábado anterior en la que Córdoba podrá, por primera vez, contemplarlo por sus calles sobre un paso. Existe ya un boceto del diseñador Rafael de Rueda, que lo plantea como un altar, con presencia de los profetas mayores Jeremías, Isaías, Ezequiel y Daniel en las esquinas y cartelas alusivas a iconografías educativas y asistenciales.

Desde 2014, será en este paso, ya erguido, en el que haga su Via Crucis del Viernes de Dolores. José Juan Jiménez Güeto explicó que pretende que la imagen entre cada año en la Catedral durante el rezo de las estaciones por las calles. Será también una ocasión especial, porque se cumplirán 50 desde la fundación del primer colegio de la Trinidad por Antonio Gómez Aguilar en 1964.

No en Semana Santa

La recién nacida fraternidad no está planteada como paso previo a una futura cofradía que salga en procesión en Semana Santa. La intención de acrecentar el culto público de esta imagen no es nueva. En su día se planteó su incorporación a alguna de las hermandades radicadas en la Trinidad, como reconocía ayer José Juan Jiménez Güeto. Pero las circunstancias de la imagen, propiedad de la parroquia y titular de la Obra Pía, desaconsejaron finalmente esa posibilidad, así que se optó por la actual, que además, dijo, permite que todas las realidades eclesiales la tomen como algo propio y común, y no como parte de una sola de ellas.

A diferencia de las habituales asociaciones parroquiales, la fórmula elegida para esta asociación es la de Corporación Colegial de la Iglesia. Forman parte de ella la Obra Pía Santísima Trinidad y cuatro hermandades penitenciales: las tres de la parroquia (Vía Crucis, Santa Faz y Perdón) y la de Jesús Nazareno, al incorporarse hace poco más de un año el colegio del mismo nombre a la Obra Pía.

Fuente: portalcofrade.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.