Muestra sobre la Sábana Santa en el Antiquarium

El arzobispo de Sevilla, mons. Juan José Asenjo, y el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido,inaguraron ayer la muestra sobre la sábana santa que podrá visitarse hasta el 28 de junio en el Antiquarium de Sevilla (bajos de las Setas de la Encarnación). El comisario de la exposición es Álvaro Serrano.

La sábana santa siempre interrogó a creyentes y no creyentes, nunca ha dejado indiferente a nadie. Evidentemente no es dogma de fe creer que la sábana santa o el sudario fueron los que cubrieron a Jesucristo. Los cristianos creemos en el testimonio del Evangelio y en el anuncio de aquellos hombres que experimentaron y anunciaron hasta nuestros días el misterio de la resurrección, pero bien es verdad que la sábana santa roza el alma, despierta el corazón y reta a la inteligencia. Benedicto XVI decía sobre la sábana santa: “La sábana santa es testigo precisamente de ese intervalo único e irrepetible en la historia de la humanidad y del universo, en el que Dios, en Jesucristo, compartió no solo nuestro morir, sino también nuestra permanencia en la muerte… Jesucristo, permaneciendo en la muerte, cruzó la puerta de esta soledad última para guiarnos también a nosotros a atravesarla con él”.

Esta exposición analiza los dos únicos objetos que han superado pruebas científicas y que han llegado a nuestros días como elementos que pudieron pertenecer a Jesús de Nazaret: el Santo Sudario de Oviedo y la Sábana Santa.

El santo sudario supuestamente cubrió el rostro tras la bajada de la cruz. El estudio forense revela y certifica los detalles de la muerte tal y como ha sido narrada en la historia cristiana. En la muestra del Antiquarium hay una réplica realizada por el Centro Español de Sindonologuía (CES). Por otra parte, la sábana santa supuestamente cubrió el cuerpo de Jesús de Nazaret, y en ella quedó grabada su imagen de una forma incomprensible. Se expondrá un facsímile realizado por el laboratorio de Turín. La imagen es anatómicamente correcta, sin fallo alguno, contiene datos que no habían sido conocidos por el hombre hasta el siglo XX. Pero es la formación de la misma, a la que el hombre del siglo XXI sigue sin dar respuesta. Ambos objetos tiene su relevancia en dos momentos claves, la muerte y su resurrección.

Por primera vez, ambos objetos son comparados y analizados conjuntamente, en un estudio científico forense, proporcionando datos sorprendentes de su posible portador. En la exposición hay dos interesantes salas (la sala forense y la sala científica) donde se revelan los estudios llevados a cabo por los máximos expertos que a lo largo de mas de 100 años han aportando datos extraordinarios sobre el estudio de la sábana santa.

En la sala forense el espectador asistirá a un análisis con la mas alta tecnología en 3D, que permitirá conocer aspectos de la tortura y muerte de su portador desde un punto de vista nunca visto. En esta sala también se muestran los estudios forenses de otra pieza clave en la historia, el santo sudario que, según la tradición, está en la ciudad de Oviedo. Se trata de análisis realizado por el EDICES órgano formado por forenses y diversos científico.

En la sala científica se muestran los estudios aportados por la ciencia, tratando de explicar cómo pudo ser la formación de la imagen de la sábana santa, algo que la ciencia dictamina como formación inexplicable de una imagen a través de una posible energía trasmitida por un cuerpo.

Todos estos datos han sido fielmente documentados y adaptados a su sistema expositivo, que permiten el entendimiento de esta compleja investigación que fue en parte realizada por el equipo de 33 científicos, formado para esta expedición, el Sturp.

Los visitantes podrán contemplar 3 piezas únicas. La reconstrucción a escala real visitable del sepulcro judío en el que pudo ser enterrado Jesús de Nazaret, que fue destruido en el año 70 dC., y reconstruido según los estudios realizados en Tierra Santa por el arqueólogo agustino Florentino Díez, considerado la máxima eminencia en la materia. Se trata de una pieza única. Por otro lado, está el citado facsímile de la Sábana Santa, realizado para esta exposición por el laboratorio de Turín. Su imagen y estructura es exacta en todos y cada uno de sus detalles a la de la santa tela. La Sábana Santa sólo se ostenta cada 25 años, diferentes factores de conservación han producido una alteración del tejido y su composición, y no puede ser sometida a una continua exposición.

Finalmente, la pieza clave, la réplica exacta del Cristo yacente elaborada por el escultor y catedrático de la Universidad de Sevilla, Juan Manuel Miñarro, siguiendo los datos de la sábana santa. Gran estudioso de la síndone, a la que ha dedicado los últimos 12 años, es una eminencia en el estudio del rostro y cuerpo del hombre de la sabana santa, utilizando técnicas forenses y antropomórficas. Sus estudios dan como resultado lo que se considera como la imagen mas cercana al hombre de la síndone.

Fuente: elrinconcitocofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.