Pedro Mariano Herrador presentó su nuevo libro

El día 26 de diciembre, en el auditorio del Hospital de Santiago, se presentaba el último libro de la trilogía que Pedro Mariano Herrador Marín ha dedicado a la Semana Santa de Úbeda. El ejemplar lleva por título “Nuestras Cofradías en el Siglo XX” y abarca un periodo que discurre entre los años 1961 y 1980.

El encargado de abrir el acto fue el investigador en temas ubetenses Juan Ramón Martínez Elvira, quien descartó el hacer una semblanza del autor, con sus pregones, sus artículos o sus reconocimientos honoríficos, pues afirmó que “no hay nadie, relacionado con el entorno de la Semana Santa ubetense, que no conozca a Pedro Mariano Herrador Marín”. Continuó subrayando la gran pasión que el autor siente por la Semana Santa de nuestra ciudad y destacando su gran labor investigadora, escudriñando entre los documentos cofrades y cotejando datos con los cofrades más veteranos. “Se ha erigido en el gran erudito de nuestra Semana Santa”, dijo refiriéndose a Herrador. Constató que el formato del libro se mantiene idéntico al de los tomos anteriores, aunque en él puede apreciarse un notable aumento de su volumen (con 740 páginas, frente a las algo más de 300 del anterior y con más de 500 fotografías). Se trata de un volumen que abarca dos décadas y para cuya redacción ha dispuesto el autor de abundante documentación y de mayor tiempo para su redacción, 11 años, por lo que en él caben términos tan opuestos como inmovilismo y renovación, tradición y modernidad, obediencia y rebeldía, aclamación y rechazo. Estas dos décadas están marcadas, según Martínez Elvira, por la celebración del Concilio Vaticano II y por la llegada a España de la democracia, tras la muerte de Franco. Hechos que aunque en principio “parecen preconizar el fin de tradiciones como la Semana Santa, lo que van a propiciar es el remozamiento de todo el organigrama cofradiero”. La Semana Santa saldrá, por el contrario, reforzada y comenzará una ascensión que aún hoy se mantiene, añadió Martínez Elvira. Destacó el hecho de la desaparición paulatina del presidente que ejerce de mecenas, para dar paso al presidente sin grandes medios económicos, lo que implica una conservación o incluso un incremento del patrimonio da las cofradías “con su propio sudor”. Esto, que en principio pudo parecer un obstáculo, acabó convirtiéndose en el mejor motor de la Semana Santa. El presentador del libro quiso destacar que ya, a finales de los 80, comienza a vislumbrarse la incorporación activa de la mujer a las cofradías en las que hoy ejercen, con idéntica efectividad, las mismas funciones que los hombres ejercieron durante siglos. “Éstas y otras vicisitudes desgrana Pedro Mariano, en este libro, con minuciosidad y rigor”. Concluyó su intervención haciendo alusión a la estructura del libro, que discurre de manera cronológica y dentro de cada año analiza cofradía por cofradía. De manera previa, el autor realiza una visión panorámica de la vida social, política, religiosa y cultural de la ciudad, que por ella misma constituye una certera crónica anual, así como un relato de la actividad desarrollada por la entonces llamada Agrupación de Cofradías. No quiso ceder el micrófono sin destacar “la enjundia y riqueza de las notas a pie de página, (unas 900), tan interesantes o más que el propio texto del que derivan”.

Seguidamente tomó la palabra Francisco Javier Ruiz Ramos, presidente de la asociación “Úbeda por la Cultura”, organizadora del acto y de cuya junta directiva Herrador Marín es miembro. Ruiz Ramos agradeció su trabajo de tantos años, al autor del libro, el cual es toda una referencia para los cofrades y que viene a suponer un broche de oro para la historia de nuestras hermandades en el siglo XX.

Cerraba el acto el autor de la obra agradeciendo la asistencia del numeroso público que llenaba el auditorio. Afirmó que desde muy joven le apasionó la investigación, al leer la obra de Juan Ramón Martínez Elvira, al que calificó como “su maestro”.

Elogió la labor de “Úbeda por la Cultura”, sobre todo en lo referente a las visitas guiadas, que realiza por los monumentos de la ciudad y agradeció la labor de maquetación de Manuel Ruiz Ramos así como la de Andrés Sáez y Julia López, que se han encargado de las correcciones previas a la impresión, una impresión que ha sido realizada por Gráficas Minerva. También agradeció al Excmo. Ayuntamiento el hecho que prestase un auditorio, “con tanto sabor semanasantero”, para el desarrollo del acto. En este capítulo de agradecimientos no quiso olvidarse de su familia y en especial de su madre, a quien está dedicado el libro. Igualmente mostró su agradecimiento a todas aquellas personas y cofradías que le han aportado la documentación y los datos necesarios para que este último volumen vea la luz.

Afirmó que hay quien lo emplaza a escribir un cuarto tomo, el cual aseguró que nunca escribiría, argumentando que ya son muchas las hermandades que se preocupan por recopilar y sistematizar los datos de su historia a través de revistas y de libros editados por ellas mismas. De lo que sí estamos seguros es que Herrador Marín seguirá haciendo acopio de datos y de documentos cofrades, porque el mundo de las cofradías es su pasión y porque la cabra siempre tira al monte.

Fuente: cruzdeguia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.