Sine Labe Concepta

Tras este tiempo de luto y de memoria a nuestro seres mas queridos, y de ver a las Dolorosas ataviadas de negro por respeto a los hermanos difuntos, Sevilla se engalana de celeste para honrar honores a la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Como todos los cofrades sabemos, la hermandad del Silencio fue la que defendió el Dogma de la Inmaculada Concepción allá por el siglo XVII. Por eso, cada Madrugá, no es raro ver a un nazareno entre las filas de la hermandad del Silencio, con una espada y un cirio blanco como símbolo de Voto en defensa de este Dogma. Gracias a una petición de la hermandad de San Bernardo al alcalde de Sevilla, Antonio Filpo y Rojas, Sevilla ostenta en el escudo de la ciudad el título de ”Muy Maríana” desde 1946. La única hermandad que tiene como titular a la Inmaculada es la hermandad de la Pura y Limpia del Postigo del Aceite, aunque hay hermandades de penitencia o sacramentales, que tienen como cotitular a esta advocación mariana, como son, por ejemplo, la Esperanza de Triana o la Sacramental de la Magdalena.

Ya en la provincia, se destaca la devoción a la Inmaculada en Castilleja de la Cuesta, con la popular hermandad de la Calle Real, o en los patronazgos, como por ejemplo, Morón de la Frontera, que tiene como patrona a la Inmaculada desde finales del siglo XIX, y que el próximo día 8 de Diciembre procesionará por las calles del Pueblo estrenando paso procesional.

Fuente: elcostal.net

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.