BAZA: Se celebró con éxito el V Homenaje a José de Mora

Por quinto año consecutivo, el pasado 12 de mayo se celebró en nuestra ciudad el ya tradicional recital poético-musical que conmemora a uno de los hijos más ilustres de la ciudad, el insigne artista barroco José de Mora. Este V Homenaje al escultor-imaginero José de Mora, que ya cumple todo un lustro, ha sido organizado por el I.E.S. José de Mora de Baza, y en concreto por los departamentos de Lengua y Literatura y de Religión de dicho centro educativo. Como viene siendo habitual se llenó todo el aforo de la Iglesia Mayor, demostrando una vez más que dicho evento se ha convertido en uno de los referentes culturales de la primavera bastetana. Este año los organizadores quisieron también diseñarlo como un acto triple:
En primer lugar, desde el día 10 de mayo hasta el 31 de dicho mes el centro ha acogido en su primera planta una exposición fotográfica con una veintena de imágenes de obras originales de nuestro artista que se conservan en museos e iglesias de nuestra Andalucía Oriental.
En segundo lugar, el día 11 de mayo a las 10:15 horas la profesora Dña. Concepción García-Granados López de Hierro nos deleitó a profesores y a alumnos de Historia del Arte de 2º de Bachillerato con una conferencia magistral sobre nuestro escultor y su obra, centrándose en las obras que nos dejó José de Mora en Baza, que por desgracia fueron destruidas en nuestra Guerra Civil. El título de su charla fue: “El imaginero José de Mora: arte y sensibilidad”. En esta conferencia, nuestra querida Concha, con gran acierto, repasó la evolución del proceso creativo del singular artista barroco, pormenorizando sus cualidades y singularidades artísticas en obras concretas, y relacionándolo con el quehacer de su tiempo, donde ocupó un lugar destacado, incluso genial, podríamos decir.
Esta doble iniciativa, y en especial la charla de Concha, fue celebrada por el público asistente.
Tras este anticipo, al día siguiente, el 12 de mayo a las 21.00h, tuvo lugar en la Iglesia Mayor de Baza, el acostumbrado recital poético-musical. El acto fue presentado, como viene siendo habitual, por Ángel José Martínez Bocanegra, profesor de Religión del centro y miembro de la comisión organizadora del acto, que comenzó guardando un minuto de silencio por las víctimas del terremoto de la vecina localidad de Lorca. La despedida corrió a cargo de la vicedirectora del IES “José de Mora”, Loli Hernández Domenech, que agradeció la asistencia al público, y especialmente dio las gracias a las distintas entidades colaboradoras que consiguen que este acto se supere año tras año.
Siguiendo textos literarios cercanos a la época del escultor, este año el autor elegido para resonar entre los muros de tan ilustre marco fue el poeta madrileño Francisco de Quevedo, uno de los grandes escritores de nuestra literatura, cuya figura sorprende todavía por la inmensidad de su talento poético y el dominio tan preciso de la palabra. El recitado, que sonó con fuerza entre los muros de tan singular enclave, corrió a cargo de Jairo García Jaramillo, presente en las otras ocasiones, y de la profesora de Lengua y Literatura del centro Dolores María Belmonte García. Junto a ellos, poniendo el imprescindible acompañamiento musical estuvieron, como en ocasiones anteriores, un Cuarteto de Cuerda de alumnos del Conservatorio Profesional de Música “José Salinas” y el Coro “Juan Hernández”. Como novedad, este año actuó el Grupo “Academy Ensemble”, quinteto de metal de alumnos y profesores del Conservatorio de nuestra vecina ciudad de Guadix, acompañados por un joven organista. Su actuación fue muy celebrada por el público asistente. Es de destacar que varios de los músicos que actuaban son o han sido alumnos de nuestro centro. El repertorio escogido para esta ocasión, impecablemente ejecutado, giró en torno a Mozart, Burgoyne, Häendel, Bach, Clarke e incluso la famosa banda sonora de la película “La Misión”, lo cual dotó de gran majestuosidad al acto, como viene siendo habitual.
La experiencia artística y estética que se vivió durante aproximadamente hora y cuarto, alcanzó el objetivo de ser síntesis entre poesía, música y espacio, a lo que contribuyó la única luz de unas velas, que recreaban un ambiente de época, y la presencia de las dos copias de imágenes de José de Mora que custodia la ciudad, una perteneciente a la Cofradía del Santísimo Cristo de los Méndez y la otra, custodiada por la Cofradía del Silencio de Nuestra Señora de los Dolores. También este año el público alabó la puesta en escena que se hizo dentro de la Colegiata, agradeciendo los organizadores a Emilio Robles y a Antonio Utrera su ayuda en la preparación estética del evento.
La acogida de público refrendó una vez más el éxito de la iniciativa, dejando un estupendo sabor de boca y ganas de que se repita cada año, pues sin duda el Homenaje puede considerarse ya, después de cinco años consecutivos, uno de los principales acontecimientos que se realizan en la primavera cultural bastetana.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.