Benedicto XVI ha expresado su preocupación por los jóvenes en paro durante su vuelo a Madrid – JMJ

El Papa Benedicto XVI ha llegado a Madrid pasadas las 11.45 horas para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud que se prolongará hasta el domingo. La Iglesia espera que dé un impulso decisivo a la evangelización de las nuevas generaciones, especialmente en la “secularizada Europa”.

Durante su viaje en el avión, el papa expresó su preocupación por los jóvenes en paro. Ante la grave crisis económica que golpea a España y a otros países de la Unión Europea, Benedicto XVI ha arremetido duramente contra los criterios puramente mercantilistas por los que se rige la economía actual y ha abogado por un modelo que se rija por “la ética” y que anteponga el bien común al beneficio personal.

“La economía no funciona sólo con una autorregulación mercantil, sino que necesita de una razón ética para funcionar para el hombre”, ha dicho respondiendo a la pregunta de un periodista. Y citando a su predecesor, Juan Pablo II, ha subrayado que: “El hombre debe ser el centro de la economía”.

Además, en su tercer viaje a España desde que hace seis años se convirtió en Papa, Ratzinger ha destacado que la economía no debe medirse según el máximo beneficio, sino según el bien de todos”. El Papa ha hecho un llamamiento a ser responsables con “el propio país”, pero también con el mundo entero y con el futuro:”Sabemos que debemos proteger nuestro planeta”, ha dicho.

Benedicto XVI expresó, asimismo, su satisfacción por visitar por tercera vez España y dijo que la Jornada Mundial de la Juventud es “una cascada de luz y muestra el coraje de ser creyentes”.

En el aeropuerto de Barajas, el Papa ha sido recibido por los Reyes y por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, entre otras autoridades de los gobiernos central y autonómico madrileño, y del Ayuntamiento de la capital.

Después, realizará un recorrido de entrada a Madrid en papamóvil hasta llegar a la Nunciatura Apostólica, donde se alojará durante su estancia en Madrid. Durante el camino, le acompañarán peregrinos que correrán una carrera de relevos, además de ejecutar bailes tradicionales de las regiones españolas y del resto del mundo.

Fiesta de acogida en Cibeles

Ya por la tarde, Benedicto XVI acudirá a la fiesta de acogida de los jóvenes y la ciudad de Madrid al Papa. Para ello, parte de la comitiva papal partirá de la Nunciatura a las 19.15 con dirección a Cibeles. El Papa cruzará la Puerta de Alcalá junto a algunos jóvenes, y allí el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, le entregará las llaves de la ciudad. El último tramo hasta Cibeles lo recorrerá en papamóvil.

A la fiesta de acogida le seguirá una misa, que coronará la patrulla acrobática Águila del Ejército del Aire, pintando en el aire la estela de las banderas del Vaticano y de España.

Hablar con los jóvenes, “el gran desafío”

Benedicto XVI, de 84 años, considera que hablar a los jóvenes es el “gran desafío” de la Iglesia. Asegura que no es verdad que sean consumistas y materialistas y ha pedido a los gobernantes que den respuestas a sus peticiones, especialmente en esta época de crisis.

El Papa viaja a España en un momento en el que las fricciones de los pasados años entre la Iglesia y el Gobierno por las leyes sobre temas sociales aprobadas son ya agua pasada y las relaciones actuales entre España y la Santa Sede son “serenas y positivas”, según dijo el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

La embajadora de España ante la Santa Sede, María Jesús Figa, ha expresado su “alegría y agradecimiento” al papa por la visita y ha asegurado que desde el Gobierno se ha hecho todo lo posible para que sea “un rotundo éxito”.

Diez mil policías vigilarán la JMJ, para la que se han acreditado 4.500 periodistas de todo el mundo. Además de los jóvenes, también asisten 14.000 sacerdotes y 900 obispos

Fuente: revistaecclesia.com

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. mauri dice:

    no tiene carisma ninguno este señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.