El coste de la Semana Santa de Cádiz es de 200.000 euros

Las cuentas municipales reflejan que la Cuaresma y la Semana Santa, en materia estrictamente cofrade, le supone al Ayuntamiento alrededor de 200.000 euros al año. Una cifra que casi duplica la subvención económica directa que reciben las cofradías de penitencia (120.000 euros) y en la que se incluyen todo tipo de gastos que hacen posible tanto la Semana Santa como otros actos que las hermandades organizan durante la Cuaresma. La intención del Ayuntamiento de recortar este gasto -lo ha originado polémica en el seno de las hermandades y entre los grupos políticos, hasta el punto por ejemplo de que Podemos Cádiz ofrecerá esta mañana una rueda de prensa para explicar su postura al respecto- será abordada en una reunión que mantendrán con el Consejo mañana.

A simple vista, las partidas económicas más notorias son la subvención ya mencionada y el montaje de los palcos (donde se incluye también la rampa de acceso a la Catedral), que este año costó 57.059,19 euros. A partir de ahí, todos son gastos menores, que van desde la edición de folletos y carteles para anunciar la Semana Santa o el vía crucis general de hermandades (algo más de 5.000 euros se emplearon este año), el servicio de ambulancias que hay disponible durante la Semana Santa en carrera oficial (casi 1.500 euros) o el acompañamiento musical de la cofradía del Santo Entierro que asume el Consistorio, debido a la histórica vinculación de la Corporación con la Virgen de la Soledad (900 euros). Nada figura, por ejemplo, del pregón del Domingo de Pasión en el Falla, que además del gasto de apertura del teatro supuso en 2014 la contratación de una banda por 1.250 euros y la edición en papel del pregón por 922,36 euros.

No obstante, en las partidas a las que ha tenido acceso este periódico aparecen también gastos no achacables directamente a las cofradías. Como por ejemplo la decoración del palco de autoridades, en la plaza del Palillero, por el que el Ayuntamiento pagó más de 3.000 euros este año, a pesar de que entre los cofrades esa estructura nunca ha gustado y se ha solicitado su eliminación o reducción en algunas ocasiones. También computa el Ayuntamiento la instalación de un cuadro para toma de corriente eléctrica en el Palillero (apenas 471,90 euros) que las hermandades realmente tampoco necesitan para transitar por la carrera oficial.

Llama la atención que la subvención económica para las hermandades sea de 124.600 euros, en lugar de los 120.000 que realmente reciben luego las cofradías. Y es que, según explican desde el Consejo, en virtud de un acuerdo reciente se añaden esos 4.600 euros de diferencia para que sea este organismo quien asuma algunas adquisiciones que antes corrían a cargo del Consistorio (entre las que estarían la elaboración de un cartel para anunciar el vía crucis de Cuaresma, los cirios de ese vía crucis o el regalo que se ofrece al pregonero en su presentación oficial en el Salón de Plenos, entre otros gastos menores).

Del desglose de partidas económicas que ha necesitado este año la Semana Santa, hay que anotar la suma de 4.573,80 euros que supuso la instalación de unas vallas para mejorar el paso de las cofradías por Arquitecto Acero, ya que fue necesario alquilar las vallas (1.064,80 euros) y adquirir unas lonas para cubrirlas (3.509 euros).

A todos estos gastos que casi alcanzan los 200.000 euros, suma también el Ayuntamiento el coste del ciclo de conciertos de Música en Cuaresma, que este año fue de 12.760,66 euros (alrededor de 6.000 euros menos que en 2014), un pago publicitario a una publicación sobre hermandades la pasada Cuaresma (de 2.300 euros) o una visita didáctica a la Catedral (300 euros), que realmente son acciones que no se pueden vincular a las hermandades gaditanas. Según estos datos, la cuenta ‘morada’ del Ayuntamiento ascendería hasta los 221.120,34 euros. Una cifra que de cara a 2016 se quiere rebajar, lo que ha está siendo objeto de polémica.

Fuente: diariodecadiz

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.