Jesús Nazareno, de Pablo de Rojas, presidió el Víacrucis de la basílica de Nuestra Señora de las Angustias

No se tiene constancia cuando fue la última vez que la imagen de Jesús Nazareno, de la parroquia de Nuestra Señora de las Angustias, salió de su hornacina del crucero del templo. Lo hicieron posible los jóvenes de la hermandad patronal de la Virgen de las Angustias quienes rescataron también sus primitivas andas de plata, las limpiaron y dispusieron lo preciso para el desarrollo del Víacrucis por el interior del templo. Comenzó en la sacristía y salió un instante hasta la Carrera de la Virgen. Se rezaron las cuatro primeras estaciones en la sacristía, en le patio del Cristo, en la puerta de San Cecilio y en la puerta del templo. Un nutrido grupo de granadinos asistieron al acto piadoso que continuó por las capillas del templo, en un estremecedor silencio que invitaba al recogimiento y meditación de las estaciones del Víacrucis.

La imagen, obra de Pablo de Rojas, vestía túnica de terciopelo morada del siglo XVIII y las andas iban adornadas con . El párroco del templo, Francisco Molina Carretero, presidió la celebración y los distintos hermanos y miembros de las ramas de la hermandad de la Virgen de las Angustias se turnaron en la lectura de las estaciones y en las reflexiones oportunas. Los jóvenes portaron las andas. Fue un acto religioso propio de este tiempo cuaresmal, completado con la presencia del Nazareno con lo que se centraba aún mas la atención en la vivencia de las estaciones del Víacrucis.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.