La Asociación Coriana Acodepahis, preocupada por un retablo del siglo XIX

Acodepahis, la Asociación Coriana para la Defensa del Patrimonio Histórico se muestra preocupada por el estado en que se encuentra el retablo artístico del siglo XIX, dedicado a las Benditas Animas del Purgatorio, ubicado en la fachada del edificio de la calle Cervantes nº 92, que por motivo de amenazas de desprendimiento o por derribo del edificio pueda causarles daños irreparables. Por ello, la agrupación ha solicitado al ayuntamiento de Coria del Río que incluya este retablo que adjuntamos con su descripción y comentario artístico, en el catalogo de protección y vele por su seguridad.

En un comunicado emitido por la propia asociación, “En Coria del Río nos encontramos con un retablo dedicado a las Benditas Animas del Purgatorio, que iconográficamente nos presenta un Crucificado sobre madero liso con tres clavos y un pequeño paño de pureza; la cruz se sostiene con estacas sobre un pequeño montículo, el cuerpo del Cristo aparece desproporcionado. En la parte inferior del retablo aparecen con perfecta distribución y mezclado con las llamas diversos personajes, entre los que se encuentran algún canónigo, parece que se inspira en la visión que Santa Teresa tuvo del Purgatorio, y alzándolos se encuentran una pareja de ángeles, y unas nubes completa la composición, que destacan sobre fondo amarillo; indicar que en las esquinas superiores aparece una flor con tonos dorados”.

“El lenguaje utilizado en este retablo es expresivo y claro, aunque la representación del crucificado junto con las Ánimas no es muy común, siendo normalmente la Virgen del Carmen o la Santísima Trinidad, la que aparece. Hay que advertir que se traslado de fachada por las obras que se realizaron en la vivienda, así pasó de la Calle Colón nº 1 (antigua Calle Salsipuedes) a la calle Cervantes, nº 92 (antigua calle Larga) hacia el año 1935; hay constancia de que poseía lámparas de aceite que mantenían encendidas numerosos devotos. También advertimos que dicho retablo dio nombre a la calle que lo albergó. Que aún hoy en día se sigue diciendo salsipúes, derivación de “sal si puedes” en clara referencia a las Animas del Purgatorio, aunque también se dice que el origen del nombre es debido al paso del arroyo Carrascalejos que traía el cuso por la calle La Laguna buscando la calle Cervantes”.

Fuente: coriacofrade.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.