La Hermandad del Rocío peregrina hasta la Aldea almonteña con motivo de su Peregrinación Extraordinaria

En esta ocasión, y después de dos años consecutivos sin poder realizar la peregrinación por el paraje del Coto de Doñana, debido a inclemencias meteorológicas, la Corporación Rociera Arcense, pudo realizar su camino por este Parque Natural hasta la Ermita del Rocío.

Los rocieros arcense, iniciaron su peregrinar el pasado sábado 14 de enero a las 08.00 horas, desde la parroquia de San Francisco con el rezo de la Salve antes de velar el Simpecado. Alrededor de las 09.30 horas inició el embarque en Bajo de Guía para emprender el camino por el Coto de Doñana.

Durante el Camino se vivieron diversos momentos de convivencia y hermandad como el rezo del ángelus a media mañana, o la parada en el Cerro de los Ánsares.

La llegada a la Aldea se aconteció alrededor de las 19.30 horas donde se organizó la comitiva para acudir al rezo del Santo Rosario por las inmediaciones de la Ermita. El Rosario estuvo presidio por el Simpecado arcense y por el de las Hermandades de Rota, Puerto Real y Jerez de la Frontera.

Tras la finalización de este acto, la Corporación Rociera Arcense regresó a su Casa-Hermandad que este año se encuentra en la Plaza de Doñana, donde los peregrinos pernoctaron y pasaron unos momentos de convivencia.

Ya el domingo día 15, el tamborilero “Yiyi de Triana”, con sus sones del toque del alba despertó a los hermanos a las 7.30 de la mañana. Poco tiempo después se organizó la comitiva en procesión para llegar a la Ermita. Durante el recorrido, la Hermandad Madrina de Jerez de la Frontera recibió a la de Arcos a su paso por su Casa-Hermandad.

A las 10.00 horas la Hermandad de Arcos de la Frontera celebró la Eucaristía ante las benditas plantas de la Virgen del Rocío, patrona de Almonte. En esta ocasión, multitud de peregrinos de arcenses se sumaron a la celebración de la misa, unos en sus vehículos particulares y otros en el autobús que la Hermandad puso a disposición para tal motivo, a los que hay que sumar la representación de diversos miembros del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Arcos de la Frontera, encabezado por su presidente, Manuel Camarena.

La misa fue oficiada por el capellán de la Ermita del Rocío, José García, el cuál estuvo acompañado por el seminarista arcense Pedro Antonio Lozano, y donde un año más no faltó los cantos a la Virgen de manos del grupo “Albores”.

Tras la eucaristía, se mantuvieron unos momentos de convivencia en la Casa-Hermandad de la Aldea, y a las 16.00 horas se emprendió el camino de vuelta por la playa de Malandar. La llegada a la localidad fue alrededor de las 21.00 horas, dando por finalizada la Peregrinación Extraordinaria 2012, no sin antes proceder al rezo de la Salve ante el Bendito Simpecado de la Hermandad en la Parroquia de San Francisco y los vivas a la Virgen por parte del Hermano Mayor, Faustino De la Villa Benedicto.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.