La hermandad ubetense de la Caída con el Caído de Córdoba

Representantes de la ubetense Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Caída y María Santísima de la Amargura viajaron, el día 26 de abril, a la ciudad de Córdoba para representar a su hermandad en la procesión extraordinaria conmemorativa del 250 aniversario del Caído de San Cayetano de la ciudad de la Mezquita. En la procesión los cofrades ubetenses portaron báculos y la bandera de la hermandad. La invitación para asistir a este evento fue formalmente realizada, a la cofradía ubetense, por la hermandad cordobesa durante la celebración del congreso de Cristos Caídos celebrado en nuestra ciudad y que fue organizado por la cofradía ubetense.

A las 18’30 horas tenía lugar una misa pontifical en la Mezquita Catedral tras la cual, sobre las 20’00 horas, comenzó una solemne procesión para trasladar al Cristo a se sede canónica. En esta histórica ocasión los titulares de la hermandad pasaron por el centro de la ciudad en sus pasos procesionales. El paso de Jesús Caído fue acompañado por la banda sevillana de Las Cigarreras, mientras que la banda de música de Nuestra Señora de la Oliva de Salteras, (Sevilla), acompañó al paso de la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad.

La hermandad de Jesús Caído es una de las más antiguas de Córdoba, pues sus orígenes se remontan al siglo XVII. Está radicada en la céntrica y populosa Cuesta de San Cayetano y cuenta con 1500 cofrades. La actual imagen de Jesús Caído fue donada, en 1660, al Convento de San Cayetano.

La sede canónica de la hermandad está situada en el Convento de San José, más conocido como Convento de San Cayetano. Mantiene una estrecha vinculación con el Colegio Virgen del Carmen, (de los Carmelitas), el cual nutre a esta hermandad de cofrades jóvenes.

Fuente: cruzdeguia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.