La Paz avanza para la inclusión de su tercer paso con el Crucificado

La hermandad de la Paz está dando los primeros pasos para la incorporación entre sus titulares al que podría llegar a llamarse como el Cristo de las Misericordias, la imagen que ha donado a a cofradía el empresario local Andrés Brioso y que ha sido aceptada por la corporación. En breve se decidirá qué restaurador acometerá una serie de trabajos necesarios no sólo para el afianzamiento del ensamblaje y la policromía, sino también para realizar una serie de adaptaciones como la colocación de una corona de espinas y potencias.

Este crucificado es original del desaparecido Francisco Pinto Berraquero, que lo creó hace medio siglo al mismo tiempo que tallaba el Cristo del Perdón. Es una copia del denominado Cristo de la Clemencia o de los Cálices, que recibe culto en la Catedral del Sevilla, una de las mejores creaciones de Martínez Montañés. Los hermanos decidirán en breve el restaurador, que posiblemente sea Isaac Navarrete, de entre las propuestas que maneja la junta de gobierno.

Una vez concluida la intervención el siguiente paso será su bendición con la idea de que ocupe el altar mayor de la iglesia de Fátima bajo la advocación que finalmente se decida si no se deja la que el anterior propietario le adjudicó. Mientras, el crucificado que ocupa actualmente la cabecera de Fátima será donado a otro templo. Para esa bendición se piensa en un acto solemne con el apadrinamiento que le será concedido a una hermandad local cuyo nombre se mantiene en reserva pero que sí se sabe que es una cofradía que procesiona con un crucificado.

En cuanto a incorporar la imagen en la salida procesional del Lunes Santo, la hermandad de la Paz es muy prudente y se quiere tomar este asunto con tranquilidad porque aunque usaran el paso de Fátima, este tendría que ser experimentar una importante adaptación.

Lo que sí se atreven a asegurar y está en el ánimo en esta cofradía es que si no fuera por la crisis, el Cristo estaría en la calle en 2013, pero que en cualquier caso la de la Paz será la primera hermandad de la ciudad en poner tres pasos en las calles, salvando las formas diferentes de Nazareno y Cristo.

La aceptación de la donación viene dada por una cuestión vocacional de tener un Crucificado como titular, lo que respondería a una antigua aspiración en los orígenes de la actual hermandad, también de un deseo expresado por el anterior obispo Juan del Río, y por seguir el ‘espejo’ cofrade en el que se mira la corporación del Lunes Santo jerezano: San Benito de Sevilla, que también cuenta con un crucificado, el Cristo de la Sangre.

Fuente: Cofrademania.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.