La Unión ya tiene personalidad jurídica propia

La Unión de Cofradías de Semana Santa celebró pleno extraordinario en la tarde del pasado martes. En el orden del día, y como único punto, figuró la presentación a todos los miembros de los decretos firmados por el obispo de Jaén a través de los cuales la Unión ha quedado erigida canónicamente y se han aprobado los nuevos estatutos de la institución.

La sesión se convocó para darle toda la solemnidad pública a esta noticia, de gran trascendencia para el máximo órgano cofrade de la localidad, pues supone la recuperación, tras 18 años, de la personalidad jurídica pública de la Unión de Cofradías.

Su presidente, José Ramón López-Agulló Lendínez explicó que estos decretos episcopales marcan un antes y un después, pues permiten a la institución funcionar como tal, de forma autónoma. «Era algo que necesitábamos, que nos faltaba para funcionar en muchos aspectos», subrayó.

Como ejemplo, citó que la Unión ahora podrá inscribirse en el registro oficial de entidades religiosas, con todo lo que ello implica, o disponer de algo tan básico como es un CIF (código de identificación fiscal), indispensable para numerosos trámites o para adscribirse a programas de todo tipo.

En la práctica, esta recuperación de la personalidad jurídica servirá «para dirigirnos a entidades públicas y privadas a la hora de solicitar cualquier cosa», comentó el presidente, quien puso otro ejemplo: por fin se podrá solicitar a la Diputación Provincial la subvención para editar anualmente el cartel oficial de Semana Santa, algo que no se podía hacer al no tener un CIF. Aunque uno de los asuntos que más se beneficiarán de este nuevo paso en la historia de la Unión será el proyecto de creación del futuro Museo de la Semana Santa de Úbeda. Previamente se habían visto avances muy importantes, como la firma con el Obispado de Jaén de un convenio de cesión de la iglesia de Santo Domingo para albergar este nuevo atractivo para la ciudad, rúbrica que fue un acicate para esta posterior erección canónica de la institución ubetense.

También se creó una comisión de expertos encargada de asesorar en torno a su puesta en funcionamiento y el arquitecto Sergio Marín realizó el proyecto. Pero el tema se encontraba aparcado, a la espera de ver resuelta la entidad jurídica de la Unión, pues sin ella «no se podía llamar a ninguna puerta».

Ahora, según José Ramón López-Agulló, con este avance, se retomará la comisión y el proyecto, y se hará una hoja de ruta que marque los próximos pasos que hay que dar. «Esto permite reactivar el proyecto», declaró.

El futuro Museo de Semana Santa supondrá un nuevo atractivo para la ciudad Patrimonio de la Humanidad, cuya Semana de Pasión es de gran importancia y merece un espacio dedicado a ella, que sea visitable durante todo el año. Pero además conllevará la puesta en valor de la iglesia de Santo Domingo, edificio histórico que precisa una utilidad y mantenimiento para garantizar su conservación.

Aparte de lo material, esta erección canónica conlleva una apoyo moral importante, pues demuestra el respaldo del Obispado al mundo cofrade y a la Semana Santa. La de Úbeda es la primera Unión de Cofradías de la provincia que se constituye como tal. Así funcionó desde su fundación en 1954, pero en 1993 el anterior obispo reestructuró el funcionamiento de este tipo de colectivos y se perdió la personalidad jurídica.

Entonces se creó la Agrupación Arciprestal de Cofradías y Hermandades (englobando también Sabiote y Torreperogil), y aunque la Unión siguió funcionando, tenía siempre el anhelo de recuperar su entidad. El actual obispo, Ramón del Hoyo, «ha sido sensible a este problema» y atendió la petición que se hizo con la unidad de todas las instituciones religiosas y el apoyo decisivo de Juan Ignacio Damas, Arcipreste de Úbeda. También se contó con el respaldo de Francisco Luis Sáez, presidente de la Agrupación Arciprestal.

De esta forma, el pasado mes de mayo se elaboró la nueva normativa para todas las uniones de cofradías y hermandades a nivel diocesano, lo cual ha desembocado en la firma de los decretos de erección canónica y de aprobación de los estatutos, fijándose además la sede canónica de la Unión en la recién reinaugurada iglesia de Santa María.

El siguiente paso, según relató José Ramón López-Agulló, será elaborar un reglamento de régimen interno para la organización del máximo órgano cofrade ubetense, el cual sustituirá al de 1994. A cada hermandad se le hará llegar un borrador para que sea estudiado y puedan presentarse propuestas en relación a su contenido.

Mientras tanto, la Unión de Cofradías de Semana Santa de Úbeda seguirá funcionando con su estructura interna actual, hasta el mes de junio del próximo año 2012 que se prevén elecciones, a las que López-Agulló tiene intención de presentarse. Paralelamente se prevén algunas novedades, como la incorporación al pleno, con voz pero sin voto, de la pro-cofradía de Nuestra Señora de las Lágrimas, toda vez que se entiende que es un colectivo muy activo que lleva mucho tiempo trabajando muy bien y que debe estar cerca de la Unión. Además, su nombramiento como cofradía oficial podría estar cerca.

Fuente: cruzdeguia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.