Las Glorias y la Alabanza de la Virgen del Rocío en el XVII Pregón de la Hermandad de Arcos

La Hermandad de Nuestra Señora Del Rocío de Arcos de la Frontera ha celebrado en la mañana de hoy su XVIIº Pregón Rociero, que pregona las Glorias y Alabanzas de María Santísima del Rocío.

El acto que ha tenido lugar en la parroquia de San Francisco de Asís comenzó alrededor de las 12.00 horas de la mañana con el rezo del Ángelus ante las plantas del Simpecado de la Hermandad.

Acto seguido, y tras una breve presentación del acto, José de las Cuevas, quien se define como algo más que amigo del pregonero, dedicó unas breves pero sentidas palabras al orador Felipe Morenés, que durante el bagaje por su biografía, lo calificó certeramente como “rociero de pro” y “poeta garrochista”.

Tras la presentación tomó la palabra el pregonero, Felipe Morenés, Hermano Mayor de la Real Hermandad del Rocío de Jerez,  unida a la de Arcos  por ser su madrina, ejerciendo de modelo y enseñándole a dar sus primeros pasos para llegar hasta al Blanca Paloma.

Un pregón con alto contenido y multitud de mensajes rocieros y cristianos, dedicando sus palabras al empezar a todos los que “se han sacrificado para difundir el amor a la Virgen del Rocío y han logrado que vuestra hermandad sea una realidad palpable y perdurable”. También se han vivido momentos cargados de emoción cuando hizo referencias a diversos hermanos de la hermandad ya fallecidos, como Curro Calderón “las más finas manos que llevaron las riendas de una jaca”, a Manuel Rodríguez “aquel que trajo desde Portugal hasta Arcos, … las únicas yeguas lusitanas que han salido de la Quinta de Broa de Portugal”, y como no, a Antonio de León y Manjón.

Durante el transcurso del mismo tuvo cabida también un grito a favor de la vida y en contra del aborto, resaltando en vivas palabras que “la mayor grandeza del hombre y la mujer es unirse con devoción” criticando a la civilización actual por el uso del “placer efímero, deshumanizado” siendo capaces de “pagar el tributo de matar a un ser humano”.

Unas palabras que han evocado y han hecho referencia a la situación de la sociedad actual, donde también ha tenido su sitio la juventud, el futuro de la Hermandades y a la que hay que ir educando en la fe cristiana, algo primordial y necesario para ser rociero.

Como resaltó el Hermano Mayor de Arcos, Faustino De La Villa, Morenés ha escrito “una nueva página en esta Hermandad”,  haciendo de sus palabras oración a la madre del Rocío. Ha sabido describir entre frases y  versos desde el camino, hasta la vida en la Aldea, la Misa de Pontifical en El Rocío a la que considera “bella y solemne”, siendo una de las más grande “manifestación de fe y de marianismo” de toda una pluralidad geográfica nacional que ha traspasado fronteras con un “denominador común, la Fe”.  Tampoco se ha dejado atrás el Rosario,  como “pórtico que anuncia la salida de la Virgen”, y como no, la Procesión y ese salto de la reja, donde la Virgen del Rocío sale a “navegar por un mar de cabezas” a hombro de sus hijos los almonteños.

Felipe Morenés concluyó sus palabras con una poesía a Arcos y a su Hermandad, diciendo que es una “ciudad enamorada y señera”, donde hace ya 10 años “prendió la semilla rociera”.

El acto concluyó con la entrega de unos presentes al pregonero y a su esposa, seguida del rezo de la Salve de la Hermandad y el traslado del Simpecado de la Virgen a su camerín. Acto seguido tuvieron lugar unos momentos de convivencia en la Casa-Hermandad. 

Fuente: lapasion.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.