Los permisos de ensayo definitivos llegan en la última semana del 2011

El camino ha sido largo y tortuoso, pero definitivamente las bandas de cornetas y tambores han conseguido los permisos para poder realizar sus ensayos en la vía pública. Antes del verano, el Ayuntamiento realizó la modificación de la norma que regula esta actividad, la famosa ordenanza de Ruídos, pero hasta esta última semana del 2011 no ha cursado los permisos necesarios.

El lunes 26 de diciembre marca un punto de inflexión en la historia de la música procesional malagueña. La Junta de Gobierno Local aprobó el viernes 23 de diciembre, conceder autorización para ensayar en la calle a partir de la citada fecha.

A lo largo de más de una década en una incómoda alegalidad, que ha supuesto decenas de sanciones administrativas, tan sólo seis bandas han conseguido sobrevivir a la travesía del desierto. En la capital malagueña llegaron a convivir hasta nueve en distintas etapas. De hecho, la formación más antigua después de Bomberos, la banda de las Reales Cofradías Fusionadas, anunció hace pocas semanas su desaparición. Se fundó en 1980 y había sobrevivido a numerosas crisis internas y externas. Los problemas administrativos han pesado como losas para el colectivo en general y finalmente, Fusionadas se ha ahogado en la orilla cuando la solución del problema ya se vislumbraba. Hay quien apela a un posible regreso más pronto que tarde, pero en 2012 no tocarán en Semana Santa. Por el camino también se quedó otra formación histórica, como era la del Puerto de la Torre. Y otra de más reciente creación, pero ya habitual cada Semana Santa en el último lustro, como Lágrimas de San Pedro.

La disposición de los lugares de ensayo queda del siguiente modo. La banda de cornetas y tambores de la Estrella lo hará en el Paseo de los Curas; la de la Esperanza, en el campo deportivo del instituto Santa Rosa de Lima (calle Argentea nº 3); mientras que las formaciones musicales de Santa María de la Victoria y de San Lorenzo Mártir, en la explanada de Martiricos, donde antiguamente se instalaba el rastro. Bomberos seguirá ensayando en el propio parque del Cuerpo, pero siguen a la espera de autorización oficial, tras realizarse recientemente los últimos estudios de niveles acústicos. La banda del Carmen ya tenía su permiso para ensayar en el polígono de San Rafael.

Las autorizaciones estipulan que las bandas deberán ensayar con el mismo número de miembros con el que lo hicieron durante la valoración de ruido realizada, además de hacerlo en el lugar indicado y con la imposibilidad de que coincidan dos bandas simultáneamente.

El Ayuntamiento matiza que la autorización se otorga limitando su alcance exclusivamente a la incidencia que en materia de contaminación acústica pueda derivarse de la realización de los ensayos musicales para los que se solicita autorización, sin que, en consecuencia, dicha autorización ampare otros permisos o licencias que deban ser expedidas por otras Áreas de la Corporación que por razón de la materia sean de su competencia.

En caso de nuevas denuncias vecinales, la autorización quedará en suspenso cautelarmente hasta que no se compruebe la veracidad de aquéllas mediante las mediciones acústicas pertinentes. Si de la valoración de las mismas resultase ‘contaminación acústica’, la presente autorización quedará sin efecto. A lo largo del último año, todas las bandas han participado en numerosos controles acústicos para localizar los enclaves óptimos para poder tocar en la vía pública cumpliendo con la legalidad vigente.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.