Los Reyes visitaron la casa de la Oración en el Huerto

Las cofradías de Nuestra Señora de Gracia y de la Oración en el Huerto recibieron, en la casa de hermandad de ésta última, a S.S. M.M. los Reyes Magos de Oriente, en la mañana del pasado día 2 de enero. Los hermanos mayores de ambas cofradías, Santiago Muñoz y Luis Muñoz, recibían a Sus Majestades a las 12’00 horas para conducirlos hasta la casa de hermandad donde, cerca del Belén que ha montado la cofradía, habían dispuesto tres suntuosos sillones, a fin de que los Reyes se encontrasen cómodos. Igualmente se habían instalado unos buzones, para que los niños y niñas depositasen sus cartas, así como una magnífica alfombra persa, que aislara a los Magos del frío de la mañana.

Fueron muchos los niños y las niñas que se acercaron a visitar a Sus Majestades de Oriente quienes, amablemente, repartieron cientos de caramelos y recogieron las peticiones de los más pequeños. Igualmente muchos de esos pequeños quisieron fotografiarse con Sus Majestades, para inmortalizar un momento tan decisivo en sus vidas.

Se da la circunstancia de que la mayor parte de los directivos de ambas hermandades son personas jóvenes, muchas de las cuales tienen hijos pequeños, con lo que la casa se llenó de alegría y de una enorme ilusión. Resultó curioso el observar la cara de asombro de muchos de esos pequeños, algunos de los cuales, ante tanta barba rizada, tanta melena y tantísima solemnidad, prefirieron mirar a los Magos a cierta distancia.

Si los niños mostraron caras de ilusión, emoción y asombro, los padres y los abuelos disfrutaron, tanto o más que los pequeños, fotografiándose con los Reyes junto a sus hijos y a sus nietos.

Antes de reemprender su viaje, los magos visitaron las renovadas dependencias de la casa de hermandad de la Oración en el Huerto y conminaron a sus directivos a seguir conservando así de bien el patrimonio de la cofradía y a transmitir a los pequeños cofrades el amor y la devoción por Jesús en Gethsemaní y por Nuestra Señora de la Esperanza. En torno a las 14’00 horas las puertas de la casa de hermandad se cerraban y los Reyes recogían los camellos, situados en la Eras del Alcázar, para dirigirse a la ciudad de Córdoba, donde muchos niños los esperaban emocionados.

Las dos cofradías ya han iniciado los largos trámites que se necesitan para que vuelvan los Reyes el próximo año, porque la experiencia resultó de lo más gratificante para todos los que estuvieron presentes.

Fuente: cruzdeguia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.