‘Madrugá’ a la madrileña

La verdad es que se podrían analizar muchas cosas en torno a los pasos que han dado forma a la presencia del mundo cofrade junto al Papa en esta JMJ que estamos viviendo, y muestra de esto que escribimos, el calor infame que se pasó ayer junto a los titulares que pasaron a la interperie toda la jornada en Recoletos. Pero por encima de estas cuestiones, que obviamente son importantes, nos queda tras la noche recién vivida, una sensación de agrado, de placer, de bondad y sobre todo de lleno, dificilmente conseguible por cualquier otra vivencia cofrade que hayamos conocido.

Simplemente impagable la estampa de los pasos subiendo la calle Alcalá con la Cibeles al fondo y más atrás la famosa puerta que cantara Víctor Manuel, y sencillamente emocionante que el público llegado de Barcelona, Málaga, Colombia, Italia, Estados Unidos, o Perú, gritara al paso de las imágenes y agitara sus banderas, aplaudiendo las ‘levantás’ y ‘arriás’, y vociferando lóas a Dios Padre y a la Santísima Virgen.

¿Cómo contarles a ustedes las sensaciones que vivimos cuando toda la calle cantó el Ave María al paso de la Virgen de Regla, o escuchara con pasión el ‘Novio de la Muerte’ de los legionarios que desfilaban tras el Cristo de Mena?

Y es que Madrid quería vivir una ‘Madrugá’ a lo sevillano, y lo ha conseguido, regalándonos a todos además la presencia en la calle por ejemplo, de Jesús de Medinacelli, la del Nazareno de León, que por cierto nos ha hecho recordar mucho a nuestro Jesús de Cristina, o la del Señor del barrio de la Plata, que para esta vuelta a San Isidro ha contado con el generoso, desinteresado y altruista además de brillante, acompañamiento musical de la Agrupación Musical ‘La Sentencia’.

Una maravilla en todos los sentidos, que sólo puede provocarnos sensaciones indescriptibles, y eso sí, una enorme gratitud hacia todos los que nos han permitido estar aquí para contarlo. El Vía Crucis es ya sólo un recuerdo, que a medida que pasen los días se nos hará cada vez más gigantesco. Ya lo verán. Un Vía Crucis presidido por el Papa, donde Jerez estuvo representado como debía, gracias a la hermandad de la Candelaria.

Fuente: Cofrademania.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.