Se abrió el Año Santo Jubilar Mariano de la Virgen de la Amargura

Tan sólo cinco meses para la coronación canónica de María Santísima de la Amargura, Titular de la hermandad de la Oración de Nuestro Señor en el Huerto de los Olivos. Para despedir el año, la cofradía celebró la apertura del Año Jubilar Mariano de la Virgen de la Amargura, en las Comendadoras de Santiago, sede canónica de esta hermandad de penitencia. Será el 30 de mayo próximo cuando se corone esta imagen que ayer presidía el retablo mayor del convento contemplativo. Primero fue la procesión de entrada que se realizó por la puerta que se ha dado en llamar Santa o del Jubileo, que es la primitiva de acceso al atrio del monasterio y que data de la época fundacional del monasterio contemplativo, fundación de los Reyes Católicos. Tras su apertura, ubicada en el lateral del convento de la calle Santiago, entró la procesión de los concelebrantes precedidos por el guión corporativo de la cofradía y escoltado por miembros de la junta de gobierno de la cofradía con el hermano mayor, Manuel Cañavate, y el comisario de la Coronación Canónica, Cecilio Cabello. “Es un año de amor de quienes se acerquen al monasterio para rezar ante la Santísima Virgen María”, dijo el hermano mayor al comienzo de la celebración.

Después se inició la Eucaristía concelebrada por el consiliario de la cofradía, el claretiano José María Bolívar; el capellán de la comunidad religiosa que regenta el monasterio, Emilio García y el Asistente de las Comendadoras de Santiago de los tres conventos españoles, P. Osorio. “Son doce meses dedicados a María, a descubrir el amor de la Virgen desde el nacimiento de Cristo hasta su Pasión”, dijo el arzobispo de Granada, monseñor Martínez Fernández en la homilía de apertura del Año Jubilar Mariano. Este 2015 está dedicado en la diócesis granadina a la Virgen, con motivo de la coronación canónica de María Santísima de la Amargura. Participaron en la celebración varios hermanos mayores de otras hermandades que decidieron acompañar a esta hermandad en una tarde tan importante para la cofradía. Estuvo presente también el presidente de la Real Federación de Cofradías, Jesús Muros.

El prelado habló también sobre la advocación de la Virgen de la Amargura y la procedencia de la misma, animando a los cofrades de la hermandad a vivir intensamente el Amor de María en estos meses de preparación a la Coronación de la Virgen. Finalmente, y de manera muy sencilla, habló de la especial vinculación de esta imagen de la Virgen de la Amargura con la comunidad de monjas del monasterio. “En este año que comenzamos, especialmente dedicado a la vida consagrada, es una referencia esta coronación al reconocimiento a las más de doscientas comunidades religiosas que hay en Granada y por las que rezamos para su continuidad”.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.