Un grupo de hermanos de la cofradía del Cautivo trabajan en el pasado a nuevo tejido del manto de la Virgen de la Encarnación

Varios hermanos y hermanas de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo están trabajando desde hace unas semanas en el pasado y restauración del manto de salida de la Santísima Virgen de la Encarnación. En su propia casa de hermandad están desarrollando este minucioso trabajo que consiste en el pasado de los bordados del mismo a nuevo tejido. En 1994 el taller de Ángel Perea, quien fuera hermano mayor de la cofradía, acometió el pasado de los bordados convirtiendo el manto de capilla en el de salida. Para ello empleó los bordados del siglo XIX del manto que regaló la comunidad de franciscanas de la encarnación. El tejido empleado era un adamascado salvaje de color hueso suave que ahora será sustituido por tejido de otomán, en el mismo color.

“Queremos realizar este trabajo durante estos meses de verano para que esté terminado para el comienzo del nuevo curso”, señaló a GRANADA COFRADE el hermano mayor de la cofradía, Jesús Lozano. En el proceso se procurará mantener el mismo dibujo que tenía el manto aunque se depurarán los bordados con el interés de que puedan quedar más integrados en el nuevo tejido eliminando todos los contornos que se habían aplicado para conseguir aprovechar todas las piezas del primitivo manto de capilla. Como se recordará en el manto está representada la letanía lauretana como canto a la Santísima Virgen.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.