Al final no llovió

Respetó el cielo, o aguantaron las nubes, que es lo mismo, y el sábado finalmente no fue lluvioso, como se esperaba en principio, lo que permitió que pudiera procesionar Madre de Dios del Rosario desde el templo de la Victoria.

Pleno, pues, en este 2011, ya que tras varios años de inclemencias, por fin se pudieron ver en la calle las cuatro procesiones de la Virgen del Rosario que salen en octubre cada temporada, siendo la de ayer la última de un ciclo que se abría el pasado día 8 en el Beaterio y la Yedra.

Ayer además, se notó bastante más público que en otras ocsaiones junto a la Patrona de Capataces y Costaleros, correspondiendo el honor de llevar el paso a los cofrades de la Buena Muerte, quienes fueron musicalmente acompañados por la Banda de la Fundación Zoilo Ruiz Mateos.

Fuente: Cofrademania.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.