Aljarafe, la nueva obra de Francisco Pastor dedicada al 50 aniversario de la Banda de la Cruz Roja

Aljarafe es una obra escrita para Banda de Música de gran plantilla, incluyendo opcionalmente Violoncellos y Contrabajos, con una duración aproximada de 10 minutos, que se inscribe en el concepto de la Fantasía Sinfónica, es decir, una música siempre descriptiva pero que en lugar de basarse en un texto escrito o programa -como es la base del Poema sinfónico- pretende idealizar imágenes o conceptos relativamente visuales.

En la cabecera de la portada de la partitura figura la inscripción COMMEMORACIÓN 50º ANIVERSARIO BANDA DE MUSICA DE LA CRUZ ROJA (SEVILLA) y en el cuerpo central aparece la leyenda DEDICADA A LA BANDA DE MUSICA DE LA CRUZ ROJA DE SEVILLA CON MOTIVO DE SU 50º ANIVERSARIO FUNDACIONAL.

Ha sido escrita entre los meses de Agosto y Septiembre del año 2012 a petición del Presidente y Director de la Banda de Música de la Cruz Roja de Sevilla D. José Ignacio Cansino González. Su estreno formará parte de los Actos commemorativos del 50º Aniversario de la Banda Cruz Roja de Sevilla y ha sido realizada por el músico y compositor Francisco Pasto.

Su leitmotiv es, como su propio nombre indica, la comarca sevillana del Aljarafe y se fija para su descripción en tres aspectos, reales unos, ficticios otros, que dan cuerpo a las tres partes bien diferenciadas de que consta la obra, si bien la partitura se interpretará sin solución de continuidad.

Estas partes se estructuran de la siguiente manera:

1.- A VISTA DE PÁJARO. MODERATO. Recreación de un viaje en globo aerostático sobre la cornisa del Aljarafe, entre la segunda y la tercera corona, en el que el compositor recibió su “bautismo del aire”.

2.- TURTA, CAPITAL TARTÉSSICA. ALLEGRO MAESTOSO. Idealización de la mítica capital de la Civilización de Tartessos, que se supone estuvo situada en algún punto de la frontera del Aljarafe sevillano con la actual localidad de Coria del Río.

3.- VIERNES SANTO EN LA PLAZA. ANDANTE EXPRESIVO. Es la manifestación del sentimiento y de la religiosidad popular. En la plaza aljarafeña los cofrades revestidos con la túnica de la ilusión procesionan a un Cristo Yacente en dorada urna, seguidos de la Virgen en la Soledad de su Palio, que recibe las miradas en plegaria de las gentes del lugar. Es noche de Viernes Santo en una plaza aljarafeña.

Fuente: elrinconcitocofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.