Besamanos a la Virgen de la Soledad de Castilleja de la Cuesta

El pasado miércoles día 6, solemnidad de la Epifanía del Señor, como mandan nuestras Reglas, la Santísima Virgen de la Soledad quedó expuesta, durante todo el día, a la veneración de los fieles en devoto besamanos. Previamente, a las doce de la mañana, esta Real Hermandad celebró una solemne función presidida por el Rvdo. P. D. Antonio Bueno Ávila, Formador del Seminario Metropolitano de Sevilla y director de la Escuela Diocesana de Teología para seglares. Como bando anunciador y según lo previsto, la Banda de Cornetas y Tambores ‘Nuestro Padre Jesús de los Remedios’ realizó un pasacalles por un gran número de calles de Castilleja. En dicha actividad, la mencionada formación musical estrenó sus nuevos uniformes (basados en los del Arma de Infantería de Marina).

El montaje instalado por Priostía para este culto de regla fue especialmente llamativo y digno de elogios. Tras más de seis décadas, la imagen  de nuestra Titular apareció en posición erguida -y no sedente como es tradicional- con el Niño Jesús en su brazo izquierdo. Para la ocasión fue ataviada con la saya blanca bordada de Victoria Caro de comienzos del siglo XX y con su soberbio manto rojo bordado por Marcos Maestre en el siglo XVIII. Como estreno más destacable presentaba la restauración de su dieciochesca corona de plata de ley (trabajos que han realizado los talleres sevillanos de Manuel de los Ríos).

El conjunto del montaje efímero estuvo integrado por un gran dosel y pabellón (que se remataba con una pieza cedida por la Hermandad de Nuestra Señora de Cuatrovitas Coronada de Bollullos de la Mitación). Completaba el escenario el trono decimonónico de la Virgen sobre una peana de querubines de la Hermandad Sacramental de Gines. Además, junto a la venerada efigie, fueron colocados dos candelabros del paso de la sevillana Divina Pastora de Santa Marina. Por su parte, el ornato floral estuvo compuesto por frecsias, liliums, rosas y alhelíes blancos.

Durante toda la jornada una multitud de hermanos, devotos, vecinos y curiosos no quisieron dejar de visitar el templo parroquial matriz para contemplar esta estampa de la Navidad castillejana.

Fuente: lapasion.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.