David Barbero compone una marcha para la Santa Cena

El próximo sábado 17 de marzo se estrenará en Úbeda, dentro de los conciertos que organiza la AMU en Semana Santa, una nueva marcha para la Santa Cena, “En memoria mía”, del joven compositor David Barbero Consuegra.

Declara David Barbero cómo inicio de este proyecto que ahora ve la luz: “La idea de componer esta marcha de procesión dedicada a la Cofradía Eucarística de la Santa Cena surge en una conversación con mi familia, sentados todos en torno a la mesa, a la hora de comer, el Domingo de Resurrección del año 2010, en la que mi hermano Gabriel ejerció una influencia determinante; tanto es así, que meses más tarde fue él quien –espontáneamente y sin que yo mismo supiera nada– le comunicó al presidente de la cofradía, D. Marcos Expósito Morillas, la noticia de que desde hacía algún tiempo andaba ensimismado dando forma a esta pieza musical” .

El joven y prometedor músico David Barbero es profesor del Conservatorio Profesional de Música “Tomás de Torrejón y Velasco” de Albacete, Jefe de Departamento de Historia de la Música. Amante de su pueblo y sus tradiciones, aporta esta nueva obra sustentada por una amplia formación musical, a lo que se une su sensibilidad de enorme artista.

La composición de “En memoria mía” tiene lugar después de que hubieran transcurrido poco más o menos seis años desde el estreno de la marcha Centenario (2004), dedicada a la Cofradía del Santísimo Cristo de la Caída y Nuestra Señora de la Amargura, que compuso junto a su padre, Gabriel Barbero de la Blanca, bajo su cuidadosa tutela y a partir de su generoso magisterio.

Sobra la Marcha declara David: “Pretendía hacer una traducción sonora de una amplia escala axiológica que incluye la fidelidad, el amor, la rectitud, el valor, la fe, el respeto, el compromiso, la entrega, la decisión, el abrazo de la esperanza, la confianza en el triunfo final de la Verdad, la gracia de la común unión de Dios con el hombre, el sacrificio, la humildad, la gratitud, la renuncia a uno mismo en beneficio de los demás, la caridad, la aceptación de la Muerte como paso previo, necesario e ineludible hacia la Vida Eterna y Verdadera, el auxilio de la Madre, y la resurrección última; enfrentado todo ello con la tenebrosidad de la duda, la oscuridad de la indecisión, la traición, el juicio de los demás, la pena, el dolor, el desfallecimiento, la amargura, la angustia, y la soledad”.

Como reflejo sonoro de este planteamiento inicial surge la marcha que es la segunda aportación al patrimonio musical semanasantero ubetense del joven David.

En definitiva, David ha tratado de conseguir una marcha solemne, sobria, aunque repleta de matices; una creación musical en consonancia con la obra escultórica de Ruiz Olmos, con el carácter de la cofradía, con su espíritu fundacional… Como la interacción entre los discípulos, sus actitudes de bondad y oración, la serenidad de la figura de Jesús, y la humanidad de la escena.

Invitamos a todos los ubetenses a disfrutar de esta marcha, un momento histórico, el próximo sábado 17, a las 20’30 horas, en el Auditorio del Hospital de Santiago.

Fuente: cruzdeguia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.