Detalles de la Virgen del Buen Fin en vistas a la Salida Extraordinaria 2010

La Virgen del Buen Fin (I): sus orígenes
Escrito por Los Nazarenos

Estos días, se está hablando de la salida extraordinaria de la Virgen del Buen Fin de la Lanzada. Una bella imagen, que tal vez pasa desapercibida en nuestra Semana Santa.  ¿Que sabemos de Ella?

El próximo año 2010, la hermandad de la Lanzada conmemorará el II Centenario de la hechura de su dolorosa titular, con una serie de actos que culminaran con la salida extraordinaria de la Virgen del Buen Fin, en el mes de Mayo. ¿De donde proviene esta imagen?

Todo surje con la invasión francesa de 1810 , que provoca la ocupación del convento de San Basilio, perdiendo la hermandad de la Lanzada muchos de sus enseres y las imágenes de la Virgen del Buen Fin, las tres Marías y el Longinos. La corporación decide encargar a Juan de Astorga las actuales Imágenes de las Marías y de la Virgen del Buen Fin, que son las que procesionan en la actualidad.

Al igual que ocurriera con otras imágenes destruidas, la actual Virgen del Buen Fin tiene su base y estilo en los restos de la anterior imagen, que quedó casi irreconocible. Astorga nació en Málaga (Archidona), sin embargo, dedicó su mejor obra creatriva a Sevilla. La Virgen del Buen Fin es una de sus primera obras, su  peculiar ceño fruncido lo acerca aún a la estética barroca,  de la que el genial autor malagueño se ira separando progresivamente, hasta dulcificar los caracteres de sus dolorosas, acercándose  mucho más al clasicismo y al romanticismo que rodeara sus posteriores imágenes, culminado en la extraordinaria dolorosa de la Trinidad.

La Virgen mide 1,60 metros, esta realizada en madera de cedro, e inclina ostensiblemente su cabeza hacia el lado derecho. Sus ojos son de cristal, y tiene 5 lágrimas, 3 a la derecha y 2 a la izquierda. Fue restaurada por Manuel Escamilla, en 1957, que varió su fisonomía, al cambiarle los ojos.

Tiene varias marchas procesionales dedicadas en su honor: “Buen Fin” de Pastor Bueno, “Reina de San Martin” de Juan Velázquez, “Madre y Señora del Buen Fin” de Pedro Morales o “María Santísima del Buen Fin” de Manuel Navarro. Muchas de ellas desconocidas, pero de enorme calidad. Las escucharemos más adelante.

En la salida del Miercoles Santo, procesiona en un originalísimo paso de palio, tanto por su estilo, como por su estructura. De él, hablaremos en el próximo “capítulo”

Fuente: lapasion.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.