Discurso del cardenal Rouco en la apertura de la Asamblea Plenaria de la CEE

La JMJ Madrid 2011, la familia, la parroquia, la escuela y la verdad sobre el amor centran su discurso con el que concluye el trienio 2008 – 2011 y se da paso a la renovación trienal de los cargos.

Se quiso destacar que la Jornada Mundial de la Juventud es un instrumento providencial al servicio del empeño misionero de la Iglesia en la evangelización de los jóvenes. Nuevo procedimiento evangelizador, tan apropiado para las generaciones jóvenes de los últimos decenios del siglo XX y de comienzos del siglo XXI.

Los jóvenes del 2011 han tenido también ya tiempo de experimentar el alcance real de las posteriores utopías de la libertad y están a la búsqueda de una libertad verdadera, sólida, que permita construir la casa de la vida.

Fuente: revistaecclesia.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.