El alcalde y el arzobispo participaron en la Convivencia Nacional de hermandades de la Soledad

La jornada de ayer atrajo a más de cuatrocientos cofrades españoles que veneran la advocación de Nuestra Señora de la Soledad. Dentro del monasterio de San Jerónimo se inició este día, centro de la Convivencia en su trigésimo octava edición. Tras la recepción de participantes se procedió a las palabras del hermano mayor José Antonio Alemán, de la cofradía del Descendimiento de Granada. Ante la presencia del alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, y del presidente de la Coordinadora Nacional, José Manuel Peña, se dió comienzo al acto con la proyección de un video sobre Granada y su provincia, promovido por la Diputación Provincial de Granada. Nuestro compañero, Jorge de la Chica, fue el encargado de dar paso a las distintas intervenciones y con posterioridad fue el acalde de la ciudad, Torres Hurtado, el que dió la bienvenida a los asistentes, mostrándole “el interés de la corporación por ayudar a las hermandades en una Semana Santa declarada de Interés Turístico Internacional y con una presentación impecable en nuestras calles”, como señaló en sus palabras.

La Televisión Municipal de Granada, TG7, ofreció un audiovisual de quince minutos sobre la Semana Santa de Granada en el que se mostró la cara más real y atractiva de nuestra Semana Mayor. Todas las cofradías estuvieron presentes en el mismo, resultando del gusto de los asistentes que aplaudieron al final este trabajo de la Televisión Pública Local de Granada. Al término De la Chica dio paso a la intervención del Delegado Diocesano para la Familia de la ciudad de Guadix y anterior Delegado de Hermandades de la vecina diócesis, Manuel Amézcua, quien realizó una ponencia cargada de sentido cofrade y espiritual sobre la devoción a la Virgen de la Soledad. Concluyendo sus palabras se presentó el arzobispo de la ciudad, monseñor Martínez Fernández, quien tomó la palabra para agraceder la presencia de los cofrades de la Soledad “de lugares tan significativos como Oviedo o Salamanca”, recordando también la presencia de hermanos “de mi primera diócesis, Córdoba”. El prelado recordó que “en el tiempo que nos ha tocado vivir el asislamiento y la soledad son principales males de la sociedad” y dio la bienvenida a los asistentes a esta ciudad, ante el bello retablo de Diego de Siloé que preside el templo jerónimo. La Virgen de la Soledad se había situado para presidir el presbiterio, ante la escalinata del altar mayor.

La Eucaristía estuvo presidida por el Vicario General de la Diócesis, Manuel Reyes, y el cofrade, excostalero y anterior consiliario de la cofradía de la Virgen de la Soledad, Francisco José Tejerizo Linares. Tras el almuerzo se clausuró la Convivencia Nacional indicando que el año que viene será Olivares la localidad escogida para la celebración de la misma.

En la sección “Multimedia” encontrará un video de la Convivencia

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.