El Consejo de Sevilla deberá pagar más por ocupar la vía pública con sillas en Semana Santa

La comisión delegada de Hacienda del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado una subida del 10 por ciento en la tasa que abona anualmente el Consejo de Cofradías por ocupación de la vía pública con sillas para presenciar durante la Semana Santa el desfile de las cofradías en la Carrera Oficial así como en la festividad del Corpus Christi. De esta forma, la comisión ha dado su dictamen favorable a una enmienda presentada por el grupo municipal de IU al proyecto de modificación de las ordenanzas fiscales de 2017 presentado por el gobierno.

La enmienda, que ha salido adelante con el voto favorable de los grupos de PSOE, Participa Sevilla y de la propia IU, y los votos en contra de PP y C’s, propone un aumento de la tasa que se cobra al Consejo con el fin de corregir “la clara falta de proporcionalidad entre lo que recauda el Ayuntamiento y el precio final del servicio”.

En la redacción de la enmienda, IU pone como ejemplo que el Ayuntamiento solo recauda por cada silla en la Campana 1,83 euros o o 2.12€ en la calle Sierpes (desde la Campana a Rivero) cuando, finalmente, el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla vende dichos abonos a 153.70 € o 138.55€, respectivamente.

Además, IU echa en falta el informe técnico-económico que se recoge en el artículo 25 texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales y que establece que “los acuerdos de establecimiento de tasas por la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público, o para financiar total o parcialmente los nuevos servicios, deberán adoptarse a la vista de informes técnico-económicos en los que se ponga de manifiesto el valor de mercado o la previsible cobertura del coste de aquellos”. El grupo de IU muestra además su “sorpresa” por la respuesta que, ante esta cuestión, ofrece el director de Administración y Economía de la Gerencia de Urbanismo en la que declara que “no cabe considerar esta manifestación (la Semana Santa) como si se tratase de una actividad económica” ya que “la actividad que genera la ocupación es llevada a cabo por entidades sin ánimo de lucro, que entre sus diversos fines incluyen el asistencial”.

IU critica además cómo en los últimos años el Consejo de Cofradías ha aumentado el precio del abono de las sillas mientras la tasa municipal ha permanecido congelada. La propuesta aprobada por la comisión de Hacienda propone una subida de la tasa correspondiente al precio por cada silla de la Carrera Oficial y por toda la Semana Santa dejándola como sigue: en la Campana 2,01 euros, cuando el precio hasta ahora era de 1,83; en la calle Sierpes, desde Campana a Rivero, 2,33 euros, cuando ahora es de 2,12; en la calle Sierpes, desde Rivero a Plaza de San Francisco, incluida ésta 2,54 euros; en Plaza de San Francisco (Tribuna o Palco), 3,35 euros; en Avenida de la Constitución, hasta García de Vinuesa, 0,99 euros; en Avenida de la Constitución (Tribuna), 1,75 euros; en Avenida de la Constitución, desde García de Vinuesa al final, 0,75 euros. Y en las demás calles de la Carrera Oficial 0,34 euros.

Y con respecto a las sillas de la procesión del Corpus Christi: en calle Sierpes, desde Cerrajería hasta el final y en Plaza del Salvador, 0,19 euros; en Plaza de San Francisco, 0,21 euros; en Avenida de la Constitución, 0,20 euros; en las demás calles del recorrido, 0,11 euros.

Hasta el presente año de 2016, el Consejo de Cofradías debía hacer frente a una tasa por ocupación de la vía pública con sillas en la Carrera Oficial cuyo importe total ascendía a unos 48.000 euros. Sin embargo, el Consejo de Carlos Bourrellier se acogió a una normativa municipal que premiaba a las “entidades colaboradoras” con el Ayuntamiento con la exención del 80 por ciento del importe de la tasa, de ahí que lo que abonaba en realidad la institución cofradiera a las arcas municipales era una cantidad en torno a los 16.000 euros en contraprestación de un negocio que superar los tres millones de euros.

La propuesta aprobada propone una subida de 0,18 euros por cada silla de la Campana y de 0,21 por cada silla de Sierpes, lo que supone que el Consejo deberá rascarse más el bolsillo. Sólo contando las 7.000 sillas que hay en la Campana, el Consejo tendrá que pagar el próximo año 1.260 euros más por los asientos de este sector.

La enmienda aprobada será ahora remitida a la Intervención municipal para continuar su tramitación.

La Carrera Oficial cuenta con una ocupación cercana a los 33.000 asientos, de los que un 50% se localiza en la Avenida de la Constitución, un 25% en la Campana y el 25% restante entre las sillas distribuidas en Sierpes, los palcos y la plaza Virgen de los Reyes.

Fuente: elcorreoweb.es

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.