El Cristo de la Vera Cruz procesionó en la mañana del pasado domingo con motivo del cierre del congreso nacional de hermandades de Vera Cruz

Una luz y un sonido distinto a lo acostumbrado pero el la misma atmósfera. El Cristo de la Vera+Cruz procesionó en la mañana del pasado domingo con motivo del cierre del congreso nacional de hermandades de Vera+Cruz, celebrado en Málaga a lo largo de esta semana. Aunque saliera a primera hora de la mañana no se perdió el sabor añejo de cuando se acostumbra a verlo en la madrugada del Viernes Santo. La imagen, que cerraba, salió de San Juan camino a la Catedral acompañado de tambores roncos. Una vez finalizada la eucaristía en el primer templo de la diócesis, procesiónó acompañado de la banda de cornetas y tabores de las Reales Cofradías Fisionadas de camino a su templo. Fue entonces el momento de estrenar una nueva marcha de autoría malagueña como es ¡Oh, cruz fiel!, compuesta por Miguel Ángel Gálvez. Para la ocasión el titular de la cofradía del Miércoles Santo procesionó sobre su nuevo trono; la adaptación del antiguo del Señor de Azotes y columnas.

La primera vez que pudo verse a esta imagen con esa estampa fue en el año 2005 cuando salió de forma extraordinaria con motivo del quinto centenario de la fundación de la hermandad de la Vera+Cruz. En aquella vez le acompañaban las imágenes de la Virgen del Mayor Dolor y de San Juan.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.