El entierro de Cristo recorrió las calles de Padul el Viernes Santo

El pasado 22 de abril, Viernes Santo, tuvo lugar la procesión del Entierro de Cristo en Padul. Tras una jornada en la que el cielo estuvo cubierto por completo de nubes y con lluvia, todo salió como estaba previsto.

A las 19 horas, momento en que comenzarían algunas cofradías a salir de sus respectivos lugares llovía sobre Padul, por lo que se dejó un margen para que si la lluvia daba alguna tregua comenzar con el discurrir de los cortejos. Y así fue, ya que tras ese chaparrón el tiempo mejoró y las cofradías comenzaron el recorrido.
A partir de las 20:30 horas aproximadamente, hacía su entrada en el recorrido oficial la primera de las cofradías, la de Nuestro Padre Jesús en el Huerto de los Olivos y tras ella todas y cada una de las restantes: Nuestro Padre Jesús de la Flagelación, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Señor de las Tres Caídas, Santísimo Cristo Crucificado, Nuestra Señora de las Angustias, Cristo Yacente y pasos vivientes, Santo Sepulcro, San Juan Evangelista, Nuestra Señora de los Dolores y el Santo Sudario.
Numeroso el público que se congregó durante el recorrido de la procesión, que finalmente fue completamente respetado por el tiempo y tuvo lugar con total normalidad. La procesión siguió su recorrido habitual por las calles Avenida de Andalucía, Alcarceles, Abenhamar, Lavadero, Mariana Pineda, D. José Garrido, Real, Colegios y Avenida de Andalucía hasta llegar a la calle San Isidro donde cada una de las cofradías tomaría el recorrido que la llevara hasta sus casas de hermandad y lugares de encierro.

Destacar que este año ha sido mayor el acompañamiento de personas que las cofradías han tenido en sus encierros, momentos en los que las cofradías se recrean y dan lo mejor de sí en los últimos minutos de sus estaciones de penitencia. Las cofradías nos hicieron disfrutar, a su vez, de momentos de gran emoción y belleza tales como el encuentro entre San Juan y la Virgen de los Dolores al comienzo del recorrido oficial en Avenida de Andalucía a los sones de Encarnación Coronada, el paso de las cofradías por las Tres Cruces y los encierros de Flagelación, Nazareno (qué gran acierto haber incluido la calle Horno en la Semana Santa de Padul), Crucificado, San Juan y Dolores, por citar algunos de ellos al haberlos vivido en persona.

Sin lugar a dudas, una jornada que se disfrutó por completo y que finalmente no se vio frustrada por la meteorología. Ahora solo nos queda esperar al 6 de abril de 2012, momento en que volveremos a disfrutar de nuestro Viernes Santo. Hasta entonces, tendremos presente en el recuerdo lo que ha dado de sí del Viernes Santo del presente año.

Fuente: padulcofrade.com

Imagen: Francisco Molina Muñoz

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.