El ruido del tráfico supera a la música de las cornetas

Las noticias que llegan en los últimos días para las formaciones musicales cofrades, que necesitan ensayar en la calle, son halagüeñas. La ordenanza ha sido modificada y se comienza a planificar en el antiguo Centro de Exposiciones Sur (Renfe) y en los barracones universitarios de El Ejido salas acondicionadas para la práctica musical en espacio cerrado. Ahora la Agrupación de Bandas cambia la reivindicación por la formación a la ciudadanía.

Conferencia formativa

En la tarde de ayer, día 6 de Abril, se celebró por parte de la Agrupación de Bandas de música procesional de Málaga, una conferencia bajo el título de ‘Bandas de cornetas y tambores, aspectos acústicos y ambientales’. El acto tuvo lugar en la sala de conferencias del Museo del Patrimonio Municipal (MUPAM), en los bajos de la antigua coracha malacitana. Fue organizado con el objetivo de informar a la ciudadanía malagueña sobre la situación actual del colectivo bandístico en la ciudad, analizando la reciente modificación de la ordenanza de ruidos que les afectaba, así como la divulgación de unos mapas de ruido en los cuales se muestra el impacto acústico generado por las bandas durante sus ensayos en la calle. Daniel Zumaquero, presidente de la Agrupación de Bandas, presentó al ingeniero malagueño Alan Antich Durán, ponente de la misma.

Durante el desarrollo de la exposición se trataron temas relativos a las condiciones acústicas de los lugares de ensayo de las bandas, en interior y exterior, así como de los parámetros de calidad acústica mínimos exigibles para la correcta práctica musical, demostrando médicamente el gran problema auditivo que supone estar expuesto a tan altos niveles de ruido en salas no acondicionadas.

Tráfico y bandas

Finalmente se contrastó el nivel de ruido previsto por una banda en determinados barrios de la ciudad con el nivel de ruido actual en dichas zonas (datos facilitados por el Ayuntamiento en www.mapaderuidomalaga.org) concluyéndose que en las zonas elegidas para los ensayos, el ruido de tráfico actual supera los objetivos de calidad acústica marcados para las zonas residenciales y enmascara en muchos casos al ruido de las bandas, que en algunas zonas, como Martiricos o el Parque, es imperceptible.

Al final se abrió un debate entre los asistentes, donde algunos miembros de bandas sancionadas y multadas preguntaron sobre la posible irregularidad procedimental en sus sanciones sin informes técnicos que avalaran el incumplimiento acústico, y sobre la posibilidad de exigir explicaciones a las autoridades acerca de estos hechos, que en algunos casos han repercutido negativamente en algunas bandas, que han llegado a perder a más de la mitad de componentes ante la obligatoriedad de trasladar su lugar de ensayos a zonas industriales.

Modificación de ordenanza

En lo relativo a la normativa sobre ruidos, se hizo hincapié en la gran noticia que supone para el género de las cornetas en Málaga la última modificación efectuada sobre la misma, pues ahora, en el artículo 41 del reglamento, se menciona expresamente el hecho cultural de las bandas en Málaga, y se les permite, expresamente, ensayar en la vía pública en los lugares previamente acordados con el Ayuntamiento y en horario de 20:00 a 22:00 horas, bajo cobertura legal, evitando así el miedo a las posibles sanciones que han sido una constante durante los últimos años.

Estudios acústicos

Además, se aportó información de unos estudios acústicos realizados a las bandas en los lugares de ensayo que se han pactado con el Ayuntamiento, demostrando que la elección no ha sido arbitraria, sino que tras los estudios realizados se concluye que son zonas donde la contaminación acústica procedente de las bandas será despreciable.

Como novedad, se presentaron unos mapas de ruido, elaborados con el software de predicción acústica CadnaA, empleado internacionalmente para la elaboración de los mapas estratégicos de ruido de las ciudades, en los cuales es posible visualizar la «huella sonora» de una banda ensayando en la calle. Con dicho software será posible determinar el impacto de cualquier banda en cualquier parte de la ciudad, y valorar así la idoneidad de una determinada ubicación para la realización de ensayos. Esto es posible gracias a que se ha obtenido un modelo acústico fidedigno de todos y cada uno de los instrumentos que componen una banda: corneta, trompeta, fliscorno, bombardino, corneta de rotores, tambor y bombo; y con estos instrumentos modelados, es posible generar un modelo virtual de una banda en concreto, tan sólo sabiendo el número de componentes que toca cada tipo de instrumento.

Como conclusión interesante de estos mapas de ruido, se obtiene que será importante la colocación de la banda en la realización de ensayos (se minimiza el ruido emitido si ésta se coloca en formación en vez de en círculo).

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.