Entrega de Jua 2009 a D. Francisco Robles en la Taberna El Rinconcillo

Inexcusablemente, debo empezar esta presentación dando las

BUENASSS NOCHE (sin la “S” final), como uno que yo me sé.

Esta es la octava ocasión consecutiva en la que los “Jua”, fieles y devotos del apóstol traidor, Judas Iscariote, afincados en la muy sevillana y celebérrima collación de Los Terceros, vuelven a reunirse para homenajear a tan grande nombre de la Historia por su cualidad más admirada y recordada según los amantes del singular “Evangelio según Sevilla”.

Para muchos Judas, “el malo”, será eternamente referido, denostado, vilipendiado y maltratado, e incluso en algunas tradiciones seculares, escopeteadas y ahorcadas sus representaciones en forma de monigotes de trapo, y todo por el recuerdo de su figura como la del apóstol que vendió a Nuestro Señor.

Pero para nosotros, quizás cayendo en esa bendita manía de los sevillanos de darle la vuelta a las cosas, especialmente si no existe motivo más que para dejarlas como están, el de las 30 “moneas” cumplió un papel imprescindible, ya que como todos sabemos, “Sin Él no hubiera sido posible” la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, y por ende hoy no disfrutaríamos o sufriríamos nuestra Semana Santa, y todo lo que la rodea: nazarenos, costaleros, capataces, hermanos mayores, aguadores, santizos, pregoneros ojanosos o antipáticos, fotógrafos con trípodes, novias de costaleros, espectadores con sillitas, candidatos a presidentes, fiscales con cronómetros, diputados mayores “telelosos”, mayordomos especialmente simpáticos, consiliarios que se hacen mayores, y tantos y tantos protagonistas que componen la “fauna” cofrade.

Valga esta somera explicación para poner en antecedentes a la audiencia menos versada en estas cuestiones sobre la existencia de esta traicionera tertulia, que actúa las más de las veces con alevosía, premeditación y además con nocturnidad, en esta ocasión, en la que el galardonado fue consultado sobre la aceptación de la mención con el abrigo del manto de la noche. Vamos, sobrepasada ampliamente la madrugada, que es cuando se notificó el título de “Jua 2009” A DON FRANCISCO ROBLES RODRÍGUEZ, ya que los integrantes de la tertulia consideran que el conocido periodista y maestro sevillano reúne los requisitos para referirse a él en términos cofradieros como casi imprescindible, es decir, que “sin él no hubiera sido posible”.

Pudiera referirme a nuestro homenajeado en cualquiera de sus muchas facetas, pero habré de limitarme a glosar aquellas en las que su papel ha sido determinante. Y en ese sentido hemos de decir de Don Francisco, a continuación, Paco, parafraseando a un Jua pretérito, que.

SIN ÉL NO HUBIERA SIDO POSIBLE que se nos abrieran los ojos a los auténticos tontos de capirote, y de las procesiones, de los palcos, tontos de la mantilla, del siseo, tontos de boutiques y boutiques de tontos, tontos de la saeta, del radiocassete de la muerte, la promesa, la tertulia (sin mirar a nadie, ¿eh?, del bombardino, de la torrija, del palquillo, del pregón, del costal, de la campana, del martillo, del bar cofrade, del Via Crucis, de la priostía, de la bulla, de las Vísperas y de otras muchas condiciones que nuestro homenajeado se atrevió a poner negro sobre blanco. Lástima que no se pueda reeditar en estos días ya que con se podría incluir un nuevo capítulo denominado, el Tonto de las Catenarias.

SIN ÉL NO HUBIERA SIDO POSIBLE que se nos abrieran los ojos a la Feria que viene después, y en la que caben todos esos tontos de capirote y otros muchos que siéndolo o sin serlo, pasean por el albero el palmito de sus vanidades.

SIN ÉL NO HUBIERA SIDO POSIBLE atreverse a ver erotismo y sensualidad en las cofradías, y a integrarlo en los cortejos con la naturalidad que debe tener.

SIN ÉL NO HUBIERA SIDO POSIBLE que “los barandas de la Granja de San Francisco” se lo pensaran dos veces antes de “perpetrar” algunas medidas de gobierno que habrían llevado a la mediocridad a nuestra Semana Santa, en lugar de engrandecerla.

SIN EL PROFESOR ROBLES NO HUBIERA SIDO POSIBLE, que algunos de sus alumnos se convirtieran en cofrades notables, cuando el camino que tenían marcado a fuego en la piel era el del tuning y el percing, dicho sea con todos los respetos para el tuning y el piercing, pero donde se ponga un blazier y un scooter…

TAMPOCO HUBIERA SIDO POSIBLE, sin él, y sin otros cuyo testigo recogió, que simplemente conociéramos que hubo un Bachiller Fulano de Tal, un Peyré, un Charles David Ley (Carlos David para los amigos) o un Oliverio Girando que también amaron nuestra Semana Santa hasta el punto de llevarla al papel en el que se escriben los sentimientos.

SIN PACO ROBLES Y SIN SUS SECUACES JAVIER RUBIO Y JUANMI VEGA, no hubiera sido posible que  pudiésemos desternillarnos de risa cada sábado con un Trío de Capilla, con el que esta tertulia comparte Sede Canónica.

Y SIN ÉL, POR ÚLTIMO, AUNQUE BIEN PUDIERA SEGUIR, NO HUBIERA SIDO POSIBLE que el ritmo y las formas audiovisuales llegaran a los actos cofradieros, como ha venido haciendo en los últimos años en colaboración con la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla.

Tras lo dicho, sólo nos queda rememorar a los anteriores galardonados, la Ilustre Taberna El Rinconcillo, Pablo de los Santos Parejo, Manuel Escobar Jimenez, Luis Miguel Martín Rubio, Carlos Herrera Crusset, José María Lobo Almazán, y Antonio Santiago Muñoz y declarar oficialmente a D., Francisco Robles Rodríguez como “JUAS 2009”.

Finalmente pregonar a los cuatro vientos que este galardón ha sido y será regado y rodeado de las mejores viandas y caldos de la querida y admirada Taberna el Rinconcillo de la familia Rueda.

Sevilla, a 28 de Marzo de 2009

TABERNA LOS JUAS

Fuente: lapasion.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.