Entrevista a Armando Fernández León. Técnico-productor musical de Armando Records

Pocas veces se presenta una ocasión como esta, en la que hemos podido entrevistar a una persona como Armando Fernández León, un auténtico emprendedor que ha sabido adaptarse a los tiempos, para ofrecer a las bandas unas grabaciones dignas de los más altos estándares.

Muchas son las formaciones musicales a las cuales Armando ha dado cabida en sus estudios, o a las que ha seguido hasta los lugares más insospechados para sacar de sus sones la producción más profesional.

Hoy, con unas pocas y escuetas preguntas, hemos querido pulsar su opinión personal acerca de la influencia de las nuevas técnicas de grabación en las bandas de música.

Únicamente esperamos que la entrevista sea de su interés.

PADUL COFRADE: Tengo entendido que ya empiezas a ser de los veteranos del país en esto de las grabaciones, ¿no?

ARMANDO: Empecé en 1989, y de aquella grababa con un magnetofón de 8 pistas, sincronizado con un ordenador ATARI de 1024 K, sólo capaz de grabar MIDI (Por cierto no se colgaba nunca). Editaba cortando la cinta con una cuchilla y pegándola con cinta adhesiva. ¡Eso era riesgo! Ahora con COPY-PASTE esta hecho.

En 1992 amplié a 16 pistas con una mesa de las de verdad (48 canales), y comencé a grabar la mezcla en un DAT (Digital Audio Tape).

En 1995 estábamos con 4 magnetos de 8 pistas cada uno (total 32), sincronizados entre si, y con un Mac con Pro-Tools de 4 pistas. Aquí fue verdaderamente EL GRAN CAMBIO: Podíamos manejar las ondas sonoras a nuestro antojo. Tuve que recibir clases intensivas para actualizarme. Muchos estudios de grabación no se adaptaron y en unos años tuvieron que cerrar.

En 2002 cambié la mesa analógica por una virtual que tenía el doble de opciones. Desde entonces se han ido suprimiendo aparatos externos para ir haciendo cada vez más cosas con el ordenador. Hoy en día ya no se habla de número de pistas porque los ordenadores soportan más de 100.

P.C.: Increíble, cuantas cosas en tan poco tiempo. ¿Como ha influido todo esto en la grabación de bandas?

AR: Antes; o bien la banda tenía que ir al estudio; asumiendo los gastos de transporte, dietas y alojamiento, que en la mayoría de los casos era un gasto mayor que el del estudio; o se desplazaba un camión-estudio que podría costar hasta unas 600.000 Pts. diarias.

Ahora la grabación la puede realizar sólo una persona, no tiene que levantar grandes pesos, puesto que las funciones de mesa de mezclas y magnetofón las hace el ordenador. Además puede desplazarse en una combi a cualquier punto de la península sin disparar el presupuesto, ya que sólo es un técnico.

P.C.: Me imagino que después de la toma de sonido quedarán cosas por hacer.

AR: Si, se hacen varias tomas de cada tema, se seleccionan los pasajes mejores y se pegan, incluso hoy en día podemos corregir la afinación. A eso lo llamamos EDICIÓN.

Ecualizaremos cada instrumento para que suene mejor, por ejemplo añadiremos más pegada a las percusiones, más brillo a las cornetas-trompetas y más cuerpo a los trombones-bombardinos-tubas.

También le daremos algo de reverberación para que la banda suene más empastada. Este proceso se llama MEZCLA.

Lo último es la MASTERIZACIÓN en la que ordenamos los temas, los igualamos de volumen y les damos un pequeño retoque de compresión y ecualización. Además conseguiremos que el CD se oiga al doble de volumen.

P.C.: Vamos, que es más fácil grabar que nunca.

AR: Indudablemente los ordenadores nos han facilitado las cosas, pero cuanto mejor vengan preparados los temas más calidad obtendremos.

P.C.: Pues nada, a seguir grabando bandas ¿no?

AR: La verdad es que disfruto con ello, pues además de grabar, toco la batería y hace años estuve en una banda de Semana Santa.

Gracias por dedicarme estas líneas y os deseo lo mejor con vuestra Web.

Fuente: padulcofrade.com

Imagen: Armando Fernández León

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.