Escasa participación de cofradías y hermandades en el pregón de las Glorias

Fue un pregón lírico y poético que sirvió para anunciar las actividades y devociones granadinas marianas en tiempo de gloria. Su autor, el joven archicofrade de la del Rosario Coronada y miembro de varias hermandades granadinas, Nicolás Crespo Pérez, dedicó palabras sentidas de veneración y devoción a las imágenes marianas que presiden estos meses próximos en el calendario religioso de Granada. Además, recordó las advocaciones que realizarán salida extraordinaria conmemorativa en los próximos meses, tales como la propia Archicofradía del Rosario, el 15 de mayo; la Virgen de los Dolores, el día 29 de este mes o el Señor de la Resurrección el día 4 de junio.
Nicolás Crespo afirmó rotundo que “Andalucía no se entiende sin la presencia maternal de la Virgen María” y recordó las advocaciones de la Virgen de la Cabeza, del Rocío, de María Auxiliadora, la Virgen de las Angustias, de las Nieves, de los Ángeles, Inmaculado Corazón y tantas como estarán en nuestras calles en las semanas venideras.

El pregonero fue presentado por Juan de Dios Morillas, archicofrade del Rosario Coronada, y estuvo acompañado por un grupo de miembros de la misma, contándose en esta ocasión con la presencia de mayor número de representaciones de hermandades de gloria, como la propia del Rosario, los Ángeles, el Perpetuo Socorro o María Auxiliadora del Zaidín. Sin embargo no estuvieron todas a pesar de que la Federación de Cofradías había determinado hacer partícipe a éstas de la convocatoria y ellas mismas propusieron el nombre del pregonero del presente año. Una trayectoria ya de una docena de pregones de las Glorias de María que, sin embargo, sigue sin calar entre los cofrades de las de penitencia y tan solo los hermanos mayores de las cofradías del Silencio, Jesús Nazareno, Cristo de la Redención y Santo Sepulcro estuvieron presentes en el pregón, amén de algunas representaciones de otras corporaciones nazarenas. El acto se celebró en la basílica de San Juan de Dios y estuvo presidido por el rector del templo, fray Juan José Hernández, y el presidente de la Real Federación de Cofradías, Antonio Martín.
Emotivo resultó el fragmento del pregón dedicado a los hermanos de las de Gloria que nos dejaron en los últimos meses, recordando al sacerdote dominico Gonzalo Lobato, a Joaquín Morillas, Antonio García y Joaquín Capel, recabó la atención a las celebraciones del víalucis y rosarios de la Aurora a fin de que no se pierdan de la práctica cristiana “como pasó con la salida procesional de la Divina Pastora” y tuvo especiales palabras solicitando la coronación canónica de la Virgen de la Soledad, de San Jerónimo.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.