Finaliza la restauración del lucillo sepulcral hallado en la Catedral de Zamora

El Cabildo de la Catedral de Zamora ha invertido casi 13.736 euros en la restauración del lucillo sepulcral del alcaide Lope Rodríguez de Olivares. El delegado diocesano para el Patrimonio y la Cultura, José Ángel Rivera de las Heras, presentó ayer a los medios de comunicación el resultado del trabajo realizado por las restauradoras Carmen García y Nuria González durante el primer trimestre de 2011.

Rivera ha relatado que se ha seguido el proceso habitual “en este tipo de obras” y que no se añadido “ningún elemento nuevo, simplemente se ha limpiado en profundidad lo que había y éste es el resultado”. Se trata de una obra “singular, un relieve con restos de policromado, así que lo primero fue hacer una limpieza mecánica manual para eliminar el polvo. Se ha asentado el color, reintegrado la policromía y dado el barnizado final”, añadió.

El lucillo restaurado se encuentra en la nave sur de la Catedral, la cual antes de este hallazgo “era un simple lugar de paso”. Sin embargo, tras la apertura del lucillo cegado se puede admirar a la perfección el relieve de la Transfiguración del Señor y las pinturas del intradós del arco.

En la Catedral de Zamora existen otros dos lucillos aún cegados: “en uno de ellos hay restos humanos, posiblemente de un obispo, y en el siguiente hay pinturas”; así al menos se conoce tras las pertinentes prospecciones realizadas. Rivera ha contado que en el siglo XVII se decidió tapar los lucillos porque en ese momento imperaba el clasicismo “totalmente contrario al Barroco” y que apostaba por líneas muy lisas.

Del mismo modo, en el interior del nicho se descubrieron dos esculturas pétreas exentas que actualmente se exponen en el Museo Catedralicio. Una de ellas, policromada y dorada parcialmente mutilada, parecía representar a un ángel imberbe y con una larga cabellera dorada, vestido con túnica y manto. La otra es una ménsula pétrea parcialmente policromada.

Fuente: revistaecclesia.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.