Granada marchó para el Rocio después de una brillante y espectacular misa de romeros en San Pedro y San Pablo

Granada marchó ayer camino de la aldea del Rocío. A las once de la mañana dio comienzo la misa de romeros en San Pedro y San Pablo con la peculiaridad de contar con la participación de la banda municipal de música de Granada, dirigida por Carlos Atienza, junto con el coro de la hermandad de gloria del Rocío de Granada, dirigido por Francis Navarro. Interpretaron la misa romera de los Romeros de la Puebla, que resultó brillante y muy aplaudida al término de la celebración. Presidida por el párroco de Mazarrón, Justo Sánchez, la Eucaristía fue concelebrada por varios sacerdotes, entre ellos el consiliario de la hermandad y párroco de San Pedro, Enrique León. El presidente de la asamblea indicó en sus palabras que “vais camino del encuentro con María que es la metáfora del camino de la vida. Buscáis a la Madre de Dios porque a través de ella llegamos todos a Cristo”, dijo, para señalar también que “tenemos que dar gracias a Dios en el Rocío por muchas cosas pero este año también daremos gracias por cuantos no pueden hacer el camino con nosotros”.

En el acto estuvo presente el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, junto con el subdelegado del Gobierno, Santiago Pérez; la delegada del Gobierno de Andalucía, María José López y el coronel de la Base Aérea de Armilla, Julián Roldán. Estos últimos recibieron la medalla de la hermandad. Por parte del consistorio también asistieron los ediles Juan Antonio Fuentes, María Frances y Juan Francisco Gutiérrez. El presidente de la Federación de Cofradías, Antonio Martín, y los hermanos mayores de las hermandades de los Dolores y Maravillas, con quienes comparten los rocieros su sede canónica, así como la representación de la hermandad del Consuelo (Gitanos).

Al término de la Santa Misa se preparó la procesión de salida, acompañada por más de un centenar de caballos y 43 carretas que esperaban en la Gran Vía. El Simpecado se colocó sobre su carreta de plata y llegó hasta el Ayuntamiento donde el alcalde la ofreció un ramos de flores a la Virgen del Rocío para continuar el camino hasta el templo basilical de Nuestra Señora de las Angustias. Allí la hermandad patronal, que también había estado presente en la misa de romeros con su teniente de hermano mayor, Juan Manuel Díaz de la Guardia, la recibió y subieron al camarín para rezar la salve y ofrecer una cesta de flores a la Patrona de la ciudad. El siguiente destino fue la Huerta del Rasillo, donde la hermandad se despidió de los granadinos para pernoctar anoche en Huétor Tájar.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.