José Manuel González pregona las Glorias y Alabanza de María del Rocío

La Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Arcos de la Frontera celebró el pasado viernes 30 de abril su XVIIIº Pregón Rociero, que pregona las Glorias y Alabanzas de María Santísima del Rocío.

El acto tuvo lugar en la capilla del Santísimo Cristo de la Vera Cruz dando comienzo a las 21.00 horas. Con este pregón, la Hermandad del Rocío arcense continúa con sus actos y cultos preparativos para la Próxima Romería de Pentecostés.

Tras una breve presentación del acto, José Antonio García Pajuelo, hermano de la Hermandad y amigo del pregonero, dedicó unas breves pero sentidas palabras al orador José Manuel González Gutiérrez, que durante el bagaje por su biografía, lo calificó certeramente como “buen cofrade y rociero”.
Tras la presentación tomó la palabra el pregonero, José Manuel González, Hermano de la Hermandad del Rocío de Arcos y Prioste de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera Cruz.

José Manuel deleitó a los presentes con una elaborada oratoria, haciendo vivir momentos de verdadera emoción, envuelto en un mensaje de alivio y gozo cristiano que nos prepara para una Romería inminente.

Un pregón con alto contenido y multitud de mensajes rocieros y cristianos. Un diálogo continuo con el pueblo de Arcos en el que intentó explicar y entender a través de su experiencia la importancia y el por qué de tener una Hermandad del Rocío en Arcos.

En el transcurso de su oratoria, se vivieron cientos de experiencias, desde la salida de la Hermandad con los toques del tamborilero, la misa de Romeros, los cantos de los niños de infantil del Colegio La Salle, hasta la visita de la Virgen al Simpecado de la Hermandad el lunes por la mañana, o los momentos de magia que se viven las noches del Camino en el incomparable marco del Coto de Doñana.

José Manuel también supo, a través de sus palabras, hacer una crítica constructiva a la realidad del Rocío en Arcos y del cristianismo en nuestros días. Así, por un lado, con sencillas y trabajadas palabras se dirigió a aquellas personas que amonestan el Rocío y que desde el desconocimientos dirigen duras críticas y ponen en duda la fe a la Virgen del Rocío, haciendo alusión también al hecho de que algunos vecinos de nuestra ciudad se quejen del ruido de los cohetes cuando la Hermandad sale. Por otro lado, también se dirigió a nuestras gobernantes, lo cuales a través de nuevas normas y leyes quieren acabar con los signos del cristianismo en la escuela.

Durante el transcurso del mismo también tuvo cabida un bello homenaje para aquellas personas (la peña de la Buena Gente) que hace poco más de 10 años, sembraron la semilla rociera arcense, y son los responsable de que hoy exista una Hermandad Rociera en Arcos de la Frontera.

Con este pregón, José Manuel González Gutiérrez deshojó la décimo octava página del libro que la Hermandad arcense empezó a escribir hace ya 18 años en los albores de los años 90, y supo poner en ambiente a todos los presentes de lo que ya pronto se avecina, la Romería de Pentecostés 2010.
El acto concluyó con la entrega de unos presentes al pregonero y a su madre, seguida del rezo de la Salve de la Hermandad. Acto seguido tuvieron lugar unos momentos de convivencia en la Casa-Hermandad.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.