La Agrupación de Cofradías sube más de un 20% los precios de los palcos en Córdoba

Ya tenemos la primera consecuencia económica derivada del fallido incremento de palcos y sillas previsto para la nueva Carrera Oficial y la pagarán los abonados de los palcos que tendrán que asumir un incremento de más del 20% en el precio de sus abonos, por término medio. Si el año pasado los palcos más baratos tenían un precio de 245 euros mientras que los más caros ascendían a 290, en la carta que han recibido los usuarios en sus domicilios, esta cifra pasa a situarse entre los 300 –los situados en los alrededores de la Santa Iglesia Catedral– y los 350 –los que se sitúen en el Patio de los Naranjos- lo que supone un incremento de una quinta parte con respecto al precio del año anterior, insistimos, por término medio.

La última subida se produjo en 2015 y se hizo de forma igualitaria al subir 10 euros cada palco, estuviese situado donde estuviese. La subida de este año, mucho mayor, podría representar un importante esfuerzo económico para el abonado –podría llegar a ser de 105 euros para un abonado que tuviese el año pasado un palco de 245 euros y ahora optase (o se viese obligado) por utilizar uno en el Patio de los Naranjos- de tal modo que está por ver si todos los que tenían un palco hasta 2016 renovarán su plaza con vistas a la próxima Semana Santa. Tal vez de este modo pretenda paliarse la lista de espera que se lleva engrosando en los últimos tiempos y que no va a poder reducirse por la vía del aumento de palcos.

Fue el pasado 27 de enero cuando se produjo la respuesta por parte del Ayuntamiento de Córdoba al proyecto de la Agrupación de Cofradías que preside Francisco Gómez Sanmiguel. Una respuesta que concretaba unos datos que, en relación a sillas y palcos, quedaban muy lejos de las previsiones iniciales que el máximo organismo cofrade había previsto y que por tanto redundarán negativamente en el beneficio económico derivado que esperaban las hermandades.

Recordemos que la propuesta de la Agrupación preveía que el número de plazas de sillas y palcos de la actual –que pasarían de 286, cifra vigente desde 2012, a 400 en el caso de los palcos y de 1500 a 3500 en el caso de las sillas- por lo que la recaudación, por este concepto, sería superior a la existente. Sin embargo las cifras se situarían en niveles sensiblemente inferiores, en el caso de los palcos que se situarían en torno a 300, manteniéndose igual el número de sillas. Unas cifras que suponían un jarro de agua fría en relación a las referidas previsiones que de momento, y al menos los usuarios de palcos, tendrán que sufrir en forma de incremento de precio que habrán de agradecer a quien corresponda.

Fuente: gentedepaz.es

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.