La Diana traslada el Día de la Cruz a todos los rincones del pueblo

Las dos Bandas de la Cofradía desfilaron por diferentes barrios durante más de cinco horas anunciando el Día de la Cruz

A las ocho en punto de la mañana, la Banda de la Santa Vera Cruz iniciaba el toque de Diana. Le precedieron disparos de cohetes y una traca. Otra traca, y era la Agrupación Músico-Cultural de la Santa Vera-Cruz la que se ponía en marcha.

Cada banda se dirigía hacia distintos lugares del pueblo, gritando a los cuatro vientos que llegaba el Día de la Cruz. Hasta pasada la 1 de la tarde no finalizaría esta diana. De esta forma, las bandas de la Cofradía consiguen acercar el Día de la Cruz a todos los rincones del municipio, más allá de la zona centro, por donde discurren la mayoría de los actos.

La Pepa fue agasajada en primer lugar en C/ San Antonio, donde esperaban unos buenos bocadillos para tomar el desayuno. Desde aquí se dirigió, previo paso por la Cruz de la Misión, hasta el barrio de La Fama, lugar en el que los vecinos de C/ Tulipanes colaboraron para preparar todo un almuerzo, aunque no fueran siquiera las 10 de la mañana.

A las 12 de la mañana, las dos formaciones musicales llegaban al Cementerio de San Gaudencio, pues en la Capilla de la Cofradía se procedería al descubrimiento de una placa. Toque de Oración. Momento para el silencio, el respeto, para el recuerdo de los que ya no están con nosotros aquí, pero sí en el cielo junto al Señor del Convento.

Para finalizar esta espléndida mañana, La Agrupación Músico-Cultural y la Banda de los veteranos, llegaron hasta la Ermita del Convento para dedicar una marcha procesional al Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, que ya se encontraba en su trono. Mientras, los miembros de albacería arreglaban el magnífico exorno florar con el que luciría en la procesión.

En la Casa Hermandad, un nutrido grupo de hermanos terminaban de preparar los ramos de flores para los cirios. Todo un bullicio en torno al Convento para ultimar los preparativos. Predominaba el color verde, el color de la esperanza. Un color alegre, como lo fue la mañana del día dos de mayo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.