La Hermandad del Cristo de los Afligidos se relaciona con la Custodia de Tierra Santa y les entrega la Cruz de los Afligidos

Un representante de la Hermandad del Cristo de los Afligidos, hizo entrega al padre Luis García Blanco superior de Getsemaní (Huerto de los Olivos) y al padre Artemio Vitores, Vicario Custodial de los Santos Lugares, de dos ‘rodabalcones’ con la imagen del Cristo de los Afligidos al tiempo que entregaba a este último dos diplomas acreditativos de ser poseedores de la Cruz de los Afligidos.

Los dos quedaron gratamente impresionados de la belleza del Crucificado, obra del escultor e imaginero valenciano Carmelo Vicent realizada en 1943 que se venera en El Cañamelar y los dos prometieron poner dichas colgaduras en lugares emblemáticos para que pudieran ser vistos por los muchos peregrinos que se desplazan a los Santos Lugares, cuna del cristianismo.

Jose Milio, presidente de la Asociación Valenciana de Amigos de Tierra Santa (AVATS) fue uno de los veinte afortunados que peregrinaron recientemente a los Santos Lugares. Junto con Milio, un colaborador de la citada Asociación también formó parte del grupo de peregrinos que, en esta ocasión, formaron lo que se suele decir una peregrinación de estudio y en la que también estaban presentes diez sacerdotes de los que dos eran franciscanos, el padre Pedro, que además ejerció de Guía, y el padre Juan Ramón.

Para ir a Tierra Santa hay que ir con una peregrinación franciscana pues no en balde son los franciscanos los únicos que tienen la categoría de ‘custodios de los Santos Lugares’. En este sentido hay que indicar que en Valencia se encuentra la Asociación Valenciana de Amigos de Tierra Santa (AVATS) que trabaja directamente con la Custodia Franciscana de los Santos Lugares lo que es importante que se conozca y se divulgue convenientemente.

Jose Milio señaló que “he tenido la suerte de realizar muchas peregrinaciones a los Santos Lugares pero cada nueva peregrinación supone la misma emoción que sentí cuando lo hice por vez primera, algo que quiero apuntar para que la gente tome conciencia, se anime y peregrine. Además, insisto siempre, Tierra Santa es un lugar muy tranquilo, allí no sucede nada y si sucede siempre es fuera de Tierra Santa y no te enteras de nada. Es más, revives en cada lugar lo que sucedió hace 2011 años. Es algo para vivirlo y revivirlo, no para contarlo”.

Se puede pues decir que tras esta última peregrinación a Tierra Santa y Jordanía existe un punto de acuerdo entre la Hermandad del Cristo de los Afligidos (Cañamelar), la Custodia Franciscana de los Santos Lugares y la Asociación Valenciana de Amigos de Tierra Santa (AVATS). Asociación que preside José Milio.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.