La nueva Tribuna permitiría la llegada de cofradías por Especería y por Granada

Las cofradías malagueñas ya conocen la propuesta presentada por un equipo de arquitectos e ingenieros para cambiar el recorrido oficial de la Semana Santa. El denominado como Plan Centenario se presentó en la última reunión de junta de gobierno de la Agrupación, aunque fue adelantado por La Opinión de Málaga el pasado 4 de julio.

Como este periódico avanzó, el proyecto contempla que el itinerario común comience en la Tribuna. También que se eludiría la Alameda, aprovechando las obras del metro, y se incluiría la plaza de la Marina y el entorno de la Catedral.

La Tribuna sería sustituida, reorientada y colocada de forma transversal a como se sitúa en la actualidad, para permitir la llegada de las procesiones desde la calle Especería y también se permitiría el acceso desde la calle Granada, bordeando estos nuevos palcos por las fachadas norte y oeste de la plaza de la Constitución.

La Opinión de Málaga ha tenido acceso a algunas de las infografías realizadas por estos arquitectos y que ya han podido ver los hermanos mayores. En estas imágenes se aprecian indudables cambios en la configuración de la Tribuna. Más allá de su nueva posición, contaría con una altura considerablemente menor y no tendría el mismo impacto visual que la actual.

Estas recreaciones virtuales muestran cómo las cofradías tendrían dos puntos de llegada por Granada y por Especería, accesos que tendrían suficiente anchura para permitir el paso de los tronos de mayor envergadura. El palco donde el jefe de procesión tendría que subir a pedir la
venía se sitúa en una zona lateral de la Tribuna, y no central como ahora, en concreto, en la parte más cercana al Pasaje de Chinitas.

De este modo, y si finalmente sale adelante este planteamiento, que ya cuenta con defensores y detractores, el itinerario oficial por el que han pasado las procesiones malagueñas prácticamente desde la fundación de la Agrupación podría pasar a la historia. El croquis que se ha presentado a la junta de gobierno incluye cambios drásticos y podría ser decisivo para solucionar los numerosos problemas de horarios planteados desde hace años por muchas corporaciones.

En una entrevista concedida a este periódico, el presidente de la Agrupación, Eduardo Pastor aseguraba que el nuevo itinerario tendría que ser aprobado por todas las cofradías y reconocía las dificultades que podrían existir. «Va a ser una decisión conflictiva de tomar, pero tenemos que tener esa capacidad de adaptarnos. No podemos hacer lo mismo durante toda la vida», explicaba Pastor el pasado mes de julio.

El presidente consideraba que es lógico que la Tribuna sea el principio del recorrido oficial. De este modo, las cofradías podrían pedir la venia para acceder a este itinerario de sillas, y no como hasta ahora, que lo hacen al final. Por este motivo, las procesiones invertirán el sentido de la marcha por la calle Larios, por donde bajarían en vez de subir.

El plan contempla descartar la mayor parte de la Alameda, desde el principio hasta la calle Torregorda, debido a las obras del metro (a esa altura está proyectada una estación) y su probable incidencia en el desarrollo de las procesiones en las Semanas Santas de 2016 y 2017. Las obras del último tramo hasta la Alameda durarán 33 meses y podrían comenzar a principios del próximo año 2015, y aunque inicialmente el proyecto contempla la paralización de los trabajos para no afectar a las cofradías, la Agrupación tendría este plan B bajo la manga, aunque ayer Eduardo Pastor insistía en que «no hay fecha para ponerlo en marcha».

El presidente asegura que se ha avanzado poco o nada desde julio y que es un tema que hay que estudiar «muy despacio porque es muy complicado». Es más, la Agrupación cuenta con la propuesta de estos arquitectos, y la seguirían desarrollando, en todo caso, cuando las cofradías
les encarguen el trabajo.

Pastor no lo descartaba hace dos meses, aludía entonces a la posibilidad de pedir un estudio externo, y como también adelantó este periódico, este nuevo recorrido permitiría la inclusión de todas y cada una de las sillas que integran en la actualidad el itinerario oficial. Al contrario, es posible que quepan más, lo que redundará en un beneficio económico para las cofradías y para sus funciones de culto y caridad.

Fuente: laopiniondemalaga y cofradiastv.es

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.