La plaza de la catedral de Zamora se quedó pequeña en la despedida de los jóvenes de la JMJ

Abarrotada hasta la bandera y bajo un sol de justicia. La Plaza de la Catedral de Zamora se quedó pequeña esta mañana durante la celebración de la Misa del envío de los peregrinos participantes en los Días en la Diócesis (DED) previos a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid.

Mil sillas repartidas por la plaza y el atrio se ocuparon de jóvenes peregrinos y zamoranos de todas las edades que asistieron a la eucaristía, pero otros tantos permanecieron de pie en los jardines, a la sombra de los árboles. En el interior del atrio en el suelo, y al pie del altar, también sentados en el suelo, se colocaron algunos peregrinos portugueses e italianos, respectivamente. En total, cerca de tres mil personas participaron en la celebración de clausura de los DED

En la parte derecha bajo el presbiterio, acomodado en un escenario, se encontraban las autoridades políticas: la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón; la subdelegada del Gobierno, Pilar de la Higuera; y el vicepresidente de la Diputación, José María Barrios; todos ellos acompañados por el director del Secretariado de Pastoral Juvenil, Juan Carlos López, coordinador de todos los actos de los DED y la JMJ en Zamora, con otros responsables de Pastoral Juvenil, y representantes de instituciones que han colaborado en estas jornadas. También ocuparon un lugar preferente los discapacitados, frente al altar y en primera fila.

Fuente: revistaecclesia.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.