La Virgen del Rosario volvió a las calles de Granada

La Virgen del Rosario, copatrona de la ciudad, volvió ayer a las calles de la ciudad en su tradicional procesión de cada 12 de octubre. Desde Santo Domingo salió el cortejo en el que participó buen número de hermandades de penitencia y gloria, del Realejo, de la ciudad y de la provincia. Precedía a la cruz parroquial la la banda de tambores y cornetas de Jesús de las Tres Caídas y detrás un nutrido grupo de fieles y devotos de la Virgen del Rosario que antecedían a las representaciones de las hermandades que acudieron a la cita.  Un amplio cortejo que presidía la imagen de la Virgen del Rosario Coronada en su paso que espera el inicio de los trabajos de dorado en los meses próximos, y con los candelabros de guardabrisas cedidos por la hermandad del Señor de la Humildad. También estaban presentes en la comitiva los escolares del Mayor Santa Cruz la Real, de los Dominicos.

La Virgen del Rosario Coronada se recibía con el Himno Nacional en la plaza de Santo Domingo y después se interpretaba la Salve Marinera que fue también cantada por los fieles y archicofrades. “Virgen del Rosario Coronada” era la marcha primera que sonaba mientras los costaleros, mandados por Alberto Ortega, atravesaban la plaza en dirección a la calle Ancha de Santo Domingo. Tras el paso de la Virgen, el párroco y el director espiritual de la Archicofradía, Álvaro Rodado y Antonio Praena, respectivamente, junto a los máximos responsables de la Archicofradía del Rosario y el presidente de la Federación de Cofradías, Antonio Martín.

En el cortejo, tras la Virgen, también marchaba una representación de la Base Aérea de Armilla y del Madoc, junto con la delegación municipal con escolta de Policía Local en traje de gal, presidida por la concejal de Presidencia y Turismo, Rocío Díaz, a quien acompañaba la presidenta de la Asociación de Vecinos del Realejo, Piedad Cardenete. El itinerario de la procesión cada vez fue recogiendo mayor número de personas en el recorrido y por Ganivet, Reyes Católicos y plaza de Isabel la Católica, eran muy numerosos los acompañantes del cortejo y la participación de granadinos a los que se unían los turistas que visitan nuestra ciudad este fin de semana.

Ponía la música tras el paso procesional la banda de música de la Virgen de la Cabeza, de Churriana de la Vega, en su última intervención pública con este nombre. A partir de ahora se vinculan a la localidad granadina de Fuentevaqueros, adoptando el nombre de “Asociación Cultural y Musical, la victoria de Fuentevaqueros”. Hacia las nueve y cuarto de la noche regresaba, después de tres horas de procesión, la Virgen a su sede dominica.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.