Mensaje del Papa Benedicto XVI para la Cuaresma 2011

La Cuaresma, que lleva a la celebración de la Santa Pascua, es para la Iglesia un tiempo muy valioso e importante, con vistas al cual me alegra dirigiros unas palabras específicas para que lo vivamos con el debido compromiso.

La comunidad eclesial, asidua en la oración y en la caridad operosa, mientras mira hacia el encuentro definitivo con su Esposo en la Pascua eterna, intensifica su camino de purificación en el espíritu, para obtener con más abundancia del misterio de la redención la vida nueva en Cristo Señor (cf Prefacio I de Cuaresma).

Con ello, el Papa presenta las peculiaridades de cada uno de los cinco domingos de Cuaresma, mientras que, trata de incidir en aspectos fundamentales como los del ayuno, la limosna y la oración.

Fuente: revistaecclesia.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.