Primera era post Castellanos

Volvió a sonar ‘La Estrella Sublime’. A los sones de esta marcha del maestro Manuel López Farfán salíaaquella mañana del pasado 13 de septiembre el féretro de Jesús Castellanos. Este Lunes Santo, su Virgen de los Dolores rompió con la tradición para iniciar la ‘primera era post Castellanos’ con su marcha favorita. Como segunda marcha sí sonaría, enlazada con aquella, la obra de Desiderio Artola ‘Dolorosa del Puente’. Emocionante e histórico todo.

El curso cofrade ha estado lleno de numerosas ‘primeras veces sin’. También llegó el primer Lunes Santo, que el destino lo quiso hacer coincidir con la festividad de la EncarnaciónHace ya 13 años del histórico Vía Crucis Jubilar del 2000. Aquella tarde salió por primera vez el grupo escultórico del Cristo del Perdón completo. Este Lunes Santo podría haber sido la última salida en su trono actual. El esperado estreno no pudo llegar por el 25º aniversario de la talla, pero quizá era cosa del destino.

El día fue pleno. En el recuerdo colectivo estaba la salida truncada de Crucifixión, Gitanos y Pasión el pasado año. Tras la díscola jornada de Palmas, algunos partes meteorológicos hablaban de cierta inestabilidad en la primera parte del día. Pero la duda de quedarse en casa siquiera era una opción esta vez. Aunque hubo quien se asustó cuando a las 16.30 horas, primero; y una hora y media despues cayeron unas leves gotas. Falsa alarma. Corría una brisa de aire durante la tarde que se disipó y la noche quedó perfecta para que las candelerías luciesen completamente encendidas. Una noche de Lunes Santo soñada.

La actualidad la marcó la hermandad de los Gitanos. Su apuesta era ganadora, pero había que confirmarlo en la calle. Cumplieron los horarios y desbordaron las expectativas. La Cofradía ganó e hizo mejor a la jornada en su conjunto, al poner sobre la mesa una nueva cita obligada, precisamente en una horquilla horaria de especial interés. Durante el Lunes Santo se produjeron dos leves sucesos: la campana del Nazareno de la Pasión se rompió en la primera mitad del recorrido y no fue posible su sustitución; además, un varal del Cristo de la Crucifixión tuvo problemas estructurales y los capataces tuvieron que recolocar a algunos hombres, lo que obligó a duplicar los esfuerzos en el duro regreso a El Ejido. Quedaron en dos anécdotas.

De la mano del Señor de Málaga terminó la jornada al alba del Martes Santo. Las claras del día ya asomaban cuando se cerraron las puertas de la casa hermandad del Cautivo. Cientos de personas llegaron hasta la Trinidad siguiendo sus pasos. Parece que hay más motivos que nunca para encomendarse al Señor.

Crucifixión

Cirio. El acompañamiento musical del Cristo es de los más depurados de la Semana Santa: sones clásicos de cornetas que, desgraciadamente, poco se dejan ver estos días. La banda Santa María de la Victoria ha irrumpido de un tiempo a esta parte en el panorama cofrade malagueño para llenar un hueco necesario en la música procesional.

Cirio. Exquisita puesta en escena de la Hermandad en la calle con un cuidado cuerpo de nazarenos y detalles como la presencia de mantillas detrás de los tronos en lugar de formar parte de la presidencia.

Foco. La cruz del Cristo resulta algo baja en el trono, quedando la imagen demasiado hundida entre los hachones.

Gitanos

Cirio. La Hermandad responde bien al cambio de recorrido, cumpliendo los horarios previstos y ofreciendo momentos de gran sabor. Ganó público pero, además, la jornada en su conjunto salió beneficiada con el paso de esta Corporación por la calle Nueva, por ofrecer más variedad de puntos de interés cofrade.

Cirio. El conjunto procesional del Señor se pudo ver en la calle restaurado, tras no poder salir en 2012, con un resultado muy positivo. Nuevo dorado, cera en los arbotantes y sin luz eléctrica: un ascua de luz.

Cirio. La cera rizá aporta al trono de la Virgen, lo dota de personalidad y remata el conjunto. La candelería lucía como detalle el escudo del Papa Francisco, recién elegido; así como escudos mercedarios. Todo muy cuidado.

Foco. Sin embargo, la Virgen de la O da la impresión de observarse algo baja en el trono. O demasiado hundida entre la candelería.

Dolores del Puente

Cirio. Sin dudas, el mejor cortejo nazareno de la Semana Santa de Málaga. Filas muy nutridas y dispuestas de forma ejemplar.

Cirio. Destacada mejoría de la cruceta musical interpretada a la Virgen, marchas en la línea del carisma que la Hermandad representa. La del Cristo, impecable como siempre. Fabulosa selección musical en general.

Cirio. Las Dolorosas de la cofradía -la Encarnación y los Dolores-, en el primer año post Castellanos, fueron muy bien vestidas; especialmente bien ‘armadas’. El legado continúa en buenas manos.

Cirio. Magnífico exorno floral del trono de la Virgen, realizado con más de 20 variedades de flores, tan atrevido como cuidado y elaborado. Resultado fabuloso en un trono en el que las flores podrían pasar desapercibidas, pero son mimadas al detalle.

Cirio. El cuerpo de acólitos de la Dolorosa, pese a las estrecheces de las calles del barrio de El Perchel y las aglomeraciones de personas, resolvió de forma ejemplar la bulla sin atosigar a la gente y sin despegarse un metro de la cabeza del trono para iluminar el camino de la Virgen.

Foco. Un año más, la maniobra para mirar al pueblo en la entrada de la procesión a Santo Domingo rompe el ritmo del cortejo en su tramo final, especialmente cuando lo hace el trono del Cristo, con lo que la sección de la Virgen queda frenada en seco a la espera de poder avanzar. Desnaturaliza el broche de la estación de penitencia. Se echa en falta aquellos tiempos en que los titulares entraban de frente y se cerraban las puertas.

Pasión

Cirio. Se trata de una de las Hermandades que garantiza sabor cofrade allá donde se busque; cualquier detalle está cuidado. En este sentido, cabe poner el pero a lo de siempre: los capillos de los portadores, que son de quita y pon. 

Cirio. Ambos tronos lucen siempre relucientes, casi como ningún otro en Málaga. Gran trabajo de la albacería. 

Cirio. La banda de la Expiración tocó a muy buen nivel pese a la inestabilidad vivida desde el pasado verano. Buen estreno en su primera salida en Málaga esta Semana Santa. 

Foco. El tramo infantil de nazarenos podría sacar cirios algo más grandes de tamaño, pues terminaron excesivamente pequeños.

Estudiantes

Cirio. El conjunto procesional del Señor mejoró notablemente, al fin sin luz eléctrica alguna.

Cirio. Gran detalle el de recordar la figura del cofrade Pepe Atencia. El Señor procesionó con su medalla en la mano. Su bastón lució en el frontal del trono en señal de luto. Primera salida tras la marcha de este hermano fundador.

Foco. Demasiados nazarenos descapirotados por la ciudad, antes, durante y después de la estación de penitencia. Es justo precisar que Estudiantes saca una notable cantidad y, por estadística, también se verán más fuera de la comitiva. Durante el cortejo marcharon muy compactos y ordenados, pero especialmente penitentes adultos y veteranos deben dar ejemplo y no dejarse ver con la cara descubierta.

Cautivo

Cirio. El Señor de Málaga volvió a regresar a su barrio de la Trinidad sin más iluminación que la cera de los faroles que lo escoltan. Sin foco en el rostro mejora su impronta en la calle, naturalizando su estampa.

Cirio. Reseñable arreglo de la Dolorosa con un acertado rostrillo y un manto que cada vez le cae mejor.

Cirio. Numerosa promesa tras el Cautivo hasta el final de la estación de penitencia, pero muy arropada también la Virgen. Los cofrades trinitarios han conseguido con el paso de los años que la Trinidad llegue acompañada.

Foco. De regresó se echó en falta la presencia de mayordomos de tramo que encendiesen los cirios de los penitentes. La calle Trinidad, era una hilera de nazarenos con velas apagadas. Igualmente, las mejoras patrimoniales hace que, a la vez, destaquen más las carencias: ocurre con los hábitos de nazareno, de raso, carentes de empaque, especialmente los de la sección de la Virgen, en cuanto quedan despojados de las capas blancas, tal y como ocurre con los penitentes de cirio.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.