Prosigue la restauración del trono del Borriquillo

Nada más terminar la Semana Santa, el trono de Jesús en su Entrada en Jerusalén ha sido trasladado al taller de Arte y Restauraciones Moreno, con el fin de seguir avanzando en el largo y complejo proceso de restauración al que, en los últimos años, está siendo sometida esta magnífica pieza que creara Francisco Palma Burgos. Este traslado se ha hecho imprescindible, ante la práctica imposibilidad de su desmontaje.

En esta ocasión será la parte central del trono la que se someterá a los pasos previos a su proceso de dorado. Se trata de una de las partes que, hasta el momento, no se había tocado tanto por la complejidad del trabajo como por lo elevado de su coste económico.

En principio, las hermanas Moreno se limitarán a la limpieza de la superficie y a la restauración de la madera y del estucado. Por el momento solamente se trabajará en alrededor de un 50% de esta parte, por lo que en la Semana Santa próxima saldrán a la calle partes en blanco, que indicarán que el trono se encuentra en su fase de estucado.

Dado el elevado coste de estos trabajos de restauración, no se ha cerrado un presupuesto, a la espera de ir descubriendo el estado de cada uno de los elementos que integran el conjunto.

Fuente: cruzdeguia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.