Restauran a la titular del ‘Desierto de los Ángeles’

Los franciscanos se apartaban de la sociedad para vivir la espiritualidad del santo de Asís en lugares que denominaban ‘desiertos’; el de Málaga se encontraba en el actual cerro de Los Ángeles, que con el tiempo se quedó rodeado de población y con difícil comunicación viaria. Incluso la tradición lo marca como lugar de enterramiento de San Ciriaco y Santa Paula.

En los últimos años el Patronato del Asilo de los Ángeles está abriendo sus puertas y tendiendo puentes para no perder el contacto con la población de Málaga, su presidente, Luis Plaza, capitanea esta misión que tiene uno de los fines principales en conseguir un acceso rápido y libre de obstáculos. En la actualidad el camino tradicional no puede utilizarse porque fue destruido para la construcción de la Avenida Valle Inclán; por ello hay que utilizar un trazado zigzagueante (línea azul) y con graves obstáculos, especialmente en la antigua Fuente de la Burra, bajo la propia avenida, donde se acumulan los vehículos aparcados en zona prohibida para ello, especialmente se agrava los días de partido de futbol en el cercano estadio de La Rosaleda. La solución pasaría por abrir un acceso directo (línea roja) desde la propia avenida de Valle-Inclán, a la altura de la gasolinera de la Avenida de Simón Bolivar, que conectaría con la subida final hasta el Asilo de los Ángeles.

Templo y religiosidad

Arriba del cerro, un templo y obras religiosas que reclaman desde hace décadas un mayor cuidado y conservación, afortunadamente le ha llegado el momento a la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles.

Como informaba el Diario La Opinión de Málaga, el restaurador Enrique Salvo Rabasco firma la puesta en valor. Esta imagen mariana del XVI, que apenas se ha movido de su sitio en estos siglos, ha sobrevivido a duras penas el paso del tiempo. La escultura religiosa, realizada en madera estofada y policromada, preside el retablo de la iglesia del asilo, considerada «el único edificio barroco que se ha mantenido totalmente intacto hasta la actualidad al no perecer en los sucesos de 1931 y 1936», afirma el restaurador Enrique Salvo Rabasco, responsable de la empresa Aetos Restaura, que se encargará de la puesta en valor de esta pieza artística casi única de la Málaga barroca.

“La Virgen de Nuestra Señora de los Ángeles es la única talla mariana del siglo XVI que ha conseguido sobrevivir hasta nuestros días, junto a la Virgen de la Victoria y la de los Reyes en la Catedral de Málaga”, detalla Salvo Rabasco (Las imágenes de la Victoria y los Reyes datan de 1487). Esta pieza, de autor anónimo, podría adscribirse al círculo de los escultores romanistas de la Sevilla barroca, explica el restaurador, quien en el proceso de documentación histórico artístico de la talla contactó con el historiador y vicepresidente de la Agrupación de Cofradías de Málaga, Jesús Castellanos, y con el doctor de historia del arte de la Universidad de Málaga Juan Antonio Sánchez López, para conocer los pormenores de la historia del asilo de Los Ángeles, que se construyó en 1585 como convento franciscano y, en definitiva, el origen de esta escultura. “Málaga, en aquella época, realizaba la mayoría de los encargos de imaginería a Sevilla”, agrega el experto. Estos descubrimientos y los próximos hallazgos obligarán a decidir, de “forma responsable y siguiendo criterios estéticos e histórico artísticos”, si la Virgen recuperará su estado original, levantando todos los estratos añadidos, o mantendrá su imagen actual. Para ello, la fase de documentación juega un papel fundamental en la recuperación de esta joya barroca.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.