Saetas en la casa de hermandad del Señor de la Humildad

La saeta, su historia, los cantaores andaluces y granadinos, la tradición de la misma que arranca desde siglos pretéritos en sus distintos palos y cantes, fueron los contenidos de la primera charla formativa de la cofradía del Señor de la Humildad. El cantaor Curro Andrés expuso parte de la tradición verbal que ha ido quedando, pues no existen grabaciones que den testimonio del nacimiento de esta tradición.

“La oración hecha cante” fue el contenido de esta charla que contó con la colaboración de Noelia Membrilla y Jesús Zafra. La mesa estuvo moderada por Francisco Cañas. La casa de hermandad fue el lugar escogido y muy numerosa la participación de hermanos. La saeta, quedó de manifiesto, es la oración que solo unos pocos pueden hacer, pues se precisan facultades para ello, tanto para componerla como para cantarla. La dificultad de este cante en la calle es mayor que el resto de palos del flamenco que se suelen interpretar en escenarios y espacios cerrados.
Seguiriyas, martinetes o carceleras son los estilos más comunes en el canto de la saeta. En el transcurso de la charla hubo tiempo para escuchar algunas muestras de saeta, interpretadas por los propios cantaores presentes. Numeroso público joven asistió a la misma con lo que se comprueba el interés por la saeta en las generaciones nuevas.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.