Sagrario de PLata para la Nueva Capilla Sacramental de la ermita de la Patrona de Carrión de los Céspedes

La Ermita de Nuestra Señora de ConsolacióN Patrona de Carrión de los Céspedes y de todos sus habitantes estrenará un maravilloso sagrario para su nueva Capilla Sacramental. Dicha obra ha sido realizada en los prestigiosos talleres de Marmolejo en Sevilla y cuy descripción es la siguiente:

Sobre zócalo liso, en cuyo centro aparecen dos escalones, se alzan seis pilares rematados con motivos repujados imitando las piñas de cerámica. Entre estos pilares, se encuentran cuatro paños de verja con barras horizontales y verticales, acabando estas en punta de lanza. En la parte central del Sagrario, la puerta, con escena de la Anunciación, rodeada con arco de medio punto con elementos decorativos eucarísticos repujados, en este caso la Vid. A ambos lados de este arco central, aparecen cuatro “cartelas”, siguiendo la misma decoración eucarística repujada con jaras y ramos de Espigas. Entre estos elementos, los escudos de la hermandad, la Cruz de Calatrava y Escudo de los Marqueses de Céspedes, que proclamaron a la Virgen de Consolación como su Excelsa Protectora y Fundadora de la Villa de Carrión de los Céspedes. Así pues, la villa que tiempos adelante se nombrará Carrión de los Ajos y desde 1.576 Carrión de los Céspedes, nace en el Siglo XIV (1.334), ya bajo el amparo y protección de la Santísima Virgen Madre de Dios, con el título de Consolación.

Es sabido que el año 1.576, el Rey Don Felipe II, por concesión pontifica Maestre de las Ordenes Militares, también, por tanto, de la Orden de Calatrava, vendió en virtud de facultad pontificia, la jurisdicción de la villa de Carrión, hasta entonces propiedad de la Orden de Calatrava, al caballero sevillano Don Gonzalo de Céspedes, quien tomo posesión de la villa, con la jurisdicción civil y criminal en primera instancia y en segunda instancia nombramiento de los cargos concejiles, derechos fiscales, etc. Y también la jurisdicción eclesiástica con la misma amplitud y forma que hasta entonces tenía y tuvo la Orden de Calatrava, es decir, vere nullis diócesis, o sea con total exención canónica.

En los extremos de esta parte baja del Sagrario, lleva dos motivos ornamentales, que nos recuerdan en su forma a los que aparecen en el escudo de la Hermandad, con repujado muy suave en su interior.

Continuando la descripción de esta obra, nos encontramos en la parte central superior del arco, un ojo de buey decorado con elementos barrocos a modo de cartela. Inspirándose en la arquitectura propia de la Ermita, se colocan almenas sobre molduras repujadas, rematado este cuerpo con la espadaña de la misma, que irá repujada con su parte central colocada donde llevará la campana. En su parte superior, Cruz realizada con técnica de forja, acompañada de dos remates en plata de ley imitando dos jarrones cerámicos.

Todos estos elementos en plata de ley repujada a mano, irá sobre un alma de madera de cedro debidamente anclados con pernos roscados y tuercas, para que en un futuro puedan ser desmontados con facilidad. El interior del Sagrario irá forrado con chapas lisas doradas y barnizadas, sobre base de mármol pulido. En la parte central de éste, irá repujado en plata de ley en su color el escudo de María que aparece en el de la Hermandad.

Tras las Fiestas del Corpus Christi, han comenzarob las obras en nuestra Ermita para la realización de la Nueva Capilla Sacramental de este templo. El Santísimo Sacramento tendrá un lugar privilegiado y exclusivo en nuestra Ermita.

Fuente: lapasion.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.